viernes 21/1/22
carcel
Vista de la prisión de Mansilla. MARCIANO PÉREZ

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones en León denunció ayer un nuevo intento de fuga en la prisión provincial de Villahierro, en Mansilla de las Mulas. Aunque la intentona del interno fue abortada por los funcionario, el centro penitenciario de León vuelve a recoger otra incidencia en materia de seguridad.

Tras la fuga registrada el martes de la pasada semana, los funcionarios detectaron indicios de otro intento de huida de un preso del módulo catorce de Villahierro. Según se indica desde la asociación APFP, el Módulo 14 es uno de los departamentos más conflictivos de la prisión de Mansilla de las Mulas, por el perfil de internos que lo ocupan y durante la inspección habitual de las celdas los funcionarios se percataron de que uno de los barrotes de una de ellas estaba serrado casi en su totalidad, por lo que se actuó con gran celeridad para aislar a los protagonistas de tal suceso.

Se trataba de dos internos de nacionalidad argelina cuya trayectoria «nada tiene de ejemplar», según han concretado desde la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones, que habían utilizado a modo de sierra elementos comunes que una vez manipulados les sirvieron para tal propósito.

Este tipo de actos se consideran de suma gravedad, ya que la intencionalidad y el fin van encaminados a consumar una fuga del establecimiento, «incluso intentando secuestrar a algún funcionario para poder conseguirlo», recuerdan desde la asociación sindical sobre este repertorio de incidencias.

«El sistema penitenciario actual está pecando de excesiva laxitud y buenismo, por lo que internos inadaptados cada día se atreven a protagonizar hechos cada vez más violentos contra los trabajadores y contra las normas establecidas, sabiendo que sus conductas no van a ser sancionadas con el rigor proporcional y necesario», ha precisado en una nota la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones, desde donde denuncian que los trabajadores «carecen de los medios necesarios y una formación insuficiente para actuar» además de una gran falta de persona, por lo que cada día «arriesgan sus vidas».

El módulo 14
Dos presos del módulo 14 fueron aislados después de observar que habían serrado los barrotes

«Pese a la grave falta de personal que sufrimos en este Centro y que se agrava por momentos, la actuación de los funcionarios de prisiones sigue siendo ejemplar, haciendo mérito de una excelente profesionalidad, a pesar de la nula atención que recibimos desde la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias», han añadido.

Búsqueda en Asturias

Mientras, las fuerzas de seguridad se afanan en dar con el preso fugado la semana pasada en León, y que se esconde en algún lugar de Asturias, de donde es natural. Las diferentes medidas dispuesta para su localización no han dado el resultado esperado desde el pasado jueves, cuando tras robar un coche en León y agredir a su dueño, dejó referencias en algunas localidades asturianas. Primero, en Cabranes, luego en Villaviciosa y en Rodiles.

En ese despliegue por localizar al fugado, la Guardia Civil dio con la acompañante del preso en esta huida, para la que la Fiscalía ya ha solicitado ingreso en prisión, con cargos por robo con violencia.

Abortan otra intentona de fuga de presos peligrosos en Villahierro
Comentarios