martes 4/8/20
Tribunales

Absuelto el exnovio de Sara Calleja porque no hubo pruebas de amenazas y coacciones

Edificio de los juzgados de León. RAMIRO
Edificio de los juzgados de León. RAMIRO

El varón que compartió una relación sentimental con la artista leonesa Sara Calleja hasta que finalmente ella se quitó la vida en Ibiza en verano de 2015, fue absuelto de los delitos de amenazas y coacciones por los que fue juzgado en Penal 2 de León hace dos semanas.

La jueza considera que el escrito de acusación hablaba de amenazas en su teléfono fijo que no han podido ser probadas, por cuanto constan las que recibió la víctima en su teléfono móvil. Entiende la magistrada que perfectamente se podía celebrar la vista oral en ausencia del investigado, puesto que se arbitraron las fórmulas legales para poder juzgarlo pese a que no se desplazó desde Bélgica a León para asistir al juicio. Por el derecho a la presunción de inocencia, se considera que las pruebas presentadas en la vista no desvirtúan la condición de tal y que por tanto no puede ser condenado y asevera a la vez que los testimonios de los hijos de la fallecida, en tanto en cuanto son familiares directos de la víctima, no gozan de la objetividad necesaria como para suponer una prueba por sí mismos.

Falta de pruebas
La jueza considera que el testimonio de los hijos de la fallecida no se puede considerar objetivo

Respecto al silencio que guarda el procesado con su actitud de no acudir al juicio, no se considera que sea una prueba de que no hay explicaciones para su exculpación».

Refleja la sentencia, que no es firme y admite recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, que el atestado policial no es vinculante en el Plenario.

«Celebrado el juicio en ausencia, no pudo siquiera leerse la declaración del acusado», dice la sentencia que menciona también el hecho de que los correos electrónicos con las amenazas «no fueron ratificados en el juicio», por lo que no pueden ser considerados prueba de cargo.

«Por todo ello, esta juzgadora llega a la conclusión de que no existe prueba suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia del acusado», circunstancia que depara una sentencia absolutoria.

Absuelto el exnovio de Sara Calleja porque no hubo pruebas de amenazas y coacciones