domingo 26/9/21
Infraestructuras

Adif adormece con «años hidrológicos» el tiempo para frenar las fugas por la Variante

El ente justifica su actuación contra las filtraciones por el túnel del AVE en las búsqueda de «medidas científicas»
Filtraciones de agua en cascada a la galería del tren en la Variante de Pajares. ARCHIVO

Adif no tiene en previsión valorar de forma inmediata los daños ambientales que deja en el norte de León la perforación de los túneles de Pajares; ni aplicar las medidas correctoras que eviten ese río permanente que escapa de la cuenca leonesa a la asturiana a través de las galerías ferroviarias. En verano, se contabilizan más de 320 litros por segundo por ese reventón de los manantiales leoneses (para medir la magnitud del daño, esa cantidad es tres veces mayor que la salida de agua del embalse de Casares al Bernesga ayer, a primera hora de la tarde).

Adif fía larga la adopción de medidas para frenar la fuga de agua de León, y cuantificar los efectos. «Para que se puedan obtener conclusiones consistentes, es imprescindible que este estudio abarque un periodo amplio de años hidrológicos para comprobar las variaciones estacionales de todos los parámetros sometidos a estudio», explica a este periódico el organismo administrador de la estructura ferroviaria, promotor de la obra que emplea los términos años e hidrológicos frente a la urgencia de los habitantes de los municipios de la zona por detener una sangría hídrica que se sucede en la última década.

Actuación

El horizonte a largo plazo que se marca el ente ferroviario choca con el interés de los afectados

Frente a la opción de que las respuesta de Adif a la hendidura que dejó el túnel de la alta velocidad ferroviaria se interprete como una señal de inacción, el ente precisa que bajo su responsabilidad, y ya desde el inicio de las perforaciones del túnel (hace 17 años) «se han realizado diversas actuaciones para solucionar o mitigar aquellas afecciones hidrológicas en la que se pudo constatar la relación con las obras ejecutadas».

Y que, ahora, Adif realiza un «completo y profundo estudio hidrogeológico que incluye el aforamiento de cauces, fuentes y manantiales, así como el estudio de la evolución de los niveles piezométricos en formaciones acuíferas en el entorno del túnel».

A largo plazo

La periferia leonesa exige inmediatez para recuperar el agua y Adif da largas con medidas «rigurosas»

Adif precisa que las conclusiones de este estudio deberán determinar, «de forma científica y rigurosa, las afecciones concretas que pudieran existir en el sistema hidrológico, a partir de las cuales se podrían establecer las medidas correctoras que fueran necesarias».

El perímetro que acordona la zona norte de la provincia de León, de los valles de cabecera fluvial del Casares y el Bernesga, espera que el agua vuelva de inmediato, a través de medidas técnicas que no tienen el horizonte holgado de «los años hidrológicos» que contempla Adif para revocar el desastre ambiental y la ruina hídrica que ha dejado la galería ferroviaria a la provincia leonesa. El bombeo, (al que ya ha apuntado la gestión de la cuenca hidrográfica que gestiona el territorio leonés) es la línea más corta para taponar la hemorragia. Tampoco se descarta bloquear con un proceso judicial la puesta en servicio de las galerías hasta que se no se logre revertir el daño ocasionado.

Ninguna de las dos opciones hace gracia ya en el Principado de Asturias. Algunos miembros de su Gobierno han tratado de relacionar recientemente el retraso que acumula la adecuación del túnel (casi dos décadas en obras) con el pleito que ha emprendido el norte leonés por recuperar el agua que sacia el territorio; al consumo doméstico de los habitantes y a su medio de vida, relacionado mayoritariamente con el manejo del ganado en extensivo.

Adif adormece con «años hidrológicos» el tiempo para frenar las fugas por la Variante