jueves 09.07.2020

Adif paraliza la integración de Feve para «repensar» el proyecto ferroviario

El Ministerio acabará la obra civil de San Mamés pero no continuará con las vías.
Adif paraliza la integración de Feve  para «repensar» el proyecto ferroviario

Adif, que el pasado 1 de enero asumió también la gestión de las infraestructuras de Feve, ha tomado la decisión de «repensar» la integración del ferrocarril en la capital leonesa, lo que implicará que, una vez que acaben las últimas obras de urbanización que se ejecutan en el barrio de San Mamés, el proyecto se pare hasta que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias decida el modelo definitivo que elige para que los trenes vuelvan a llegar hasta el centro de la ciudad.

Así lo confirman fuentes oficiales de Adif, que prefieren no aventurar nuevos plazos a corto plazo, aunque tampoco esperan que la decisión se alargue en exceso. Sólo que se quiere «reorganizar» el proyecto, que ahora estaba diseñado para que fuera un tren-tram, un modelo híbrido entre tren y tranvía, pero que supone comprar varias unidades.

Pese a ese frenazo, las mismas fuentes garantizaron que las obras en marcha en San Mamés continuarán hasta su conclusión.

En los últimos días, la adjudicataria de la obra ferroviaria había vuelto a cargar en camiones parte del material que se tenía que utilizar para colocar los raíles, lo que había levantado las sospechas de los trabajadores.

El proyecto de integración de Feve, que debía haber concluido en el primer semestre de este año, según la última promesa de los responsables de la empresa, ya con el PP en el poder, se desarrolla sobre 2,6 kilómetros de vía desde el apeadero de La Asunción, cerca ya de Navatejera, hasta la estación de Matallana. Las obras de San Mamés eran las últimas de la parte civil y están diseñadas para acabar con el muro urbano que separa este populoso barrio de la zona de San Mamés. Con anterioridad se urbanizó la plaza de Juan de Austria para nivelar la cota y se construyó el nuevo puente de acceso a Ramón y Cajal desde la avenida Álvaro López Núñez, que implicó también la renovación de la entrada al colegio de los Maristas.

Los recortes ya han afectado al proyecto. Primero no se incluyó la urbanización de la zona de la estación de Matallana y, lo que fue más polémico, no se ejecutó el ramal al Hospital, diseñado en principio como uno de los principales activos económicos para que el proyecto resultara rentable. Con la llegada de Marcelino Oreja a la presidencia de Feve, también se cambió el modelo de tren y se eliminó la construcción de una catenaria. Así se pasó del proyecto de tranvía al tren-tram, un modelo que funcionará con diésel.

Aunque Feve, y ahora Adif, sólo vean la botella medio llena, la compañía ferroviaria ha recalificado todo lo que es la zona de la estación de Matallana, donde se pueden construir hasta 140 viviendas en el centro de León, aunque ahora no sea una buena época para el mercado.

Para UGT, lo que hasta ahora eran temores se están convirtiendo «desgraciadamente» en una realidad «de cine negro».

Adif paraliza la integración de Feve para «repensar» el proyecto ferroviario