jueves 27.02.2020
Retraso en el AVE

Adif paraliza la obra del paso elevado de Pinilla con el nuevo puente a medio hacer

La adecuación ferroviaria al norte de León acumula puntos de retraso y compromete el último calendario del AVE

El paso del AVE entre León y Asturias suma inconvenientes fuera de la Variante de Pajares. La paralización actuaciones en torno a la integración del tren al norte de la capital leonesa condiciona el calendario de la puesta en servicio de la línea de alta velocidad; del último calendario definido, al que se le añaden demoras a medida que avanza la cuenta atrás. El paso elevado de San Juan de Dios es el mejor exponente de que la ejecución de obra ya no acompaña los plazos. Ese puente para salvar la vía del tren, que debe conectar la carretera LE-441 con la glorieta de cabecera de la avenida de San Ignacio de Loyola, no tiene actividad desde antes de fin de año. Adif, que promueve la intervención, no aclara cuándo va a volver sobre este punto. El tajo se detuvo, según una versión oficiosa, para dar solución a una canalización de servicios que no figuraban tal cual en el proyecto inicial. Con la obra detenida sobre este paso elevado, ya son dos los proyectos anclados en las soluciones planteadas para reconvertir la vía convencional de León a Asturias en una línea de alta velocidad; el anclaje del puente de nueva construcción se une al replanteo que necesita el paso superior de Párroco Pablo Díez, donde se han iniciado las gestiones para hacer recrecer el túnel que salva la travesía de N-120 en Trobajo del Camino, con el fin de ajustar el vuelo de la catenaria a la altura que exigen los parámetros de la alta velocidad.

El puente elevado al oeste del barrio de Pinilla debería de haber estado ejecutado en el mes de noviembre; los operarios y las máquinas desaparecieron de la escena, con la construcción muy alejada del objetivo final; tampoco está clara la fecha en la que se retomará esta actuación, que dejó la construcción a medio hacer; la estructura del puente no pasa de los muros de hormigón que tienen que servir de sujeción de las plataformas, que darán continuidad al nuevo vial, por el que se calcula que podrán circular a diario más de siete mil vehículos.

DL28P6F1-20-06-26-2

DL28P6F2-20-09-14-3
RAMIRO

Alta velocidad a dos velocidades

​Los pasos elevados que diluyen los pasos a nivel en la línea de alta velocidad entre León y La Roblas avanzan a distinto ritmo; en Cuadros, donde se comenzó la intervención bien avanzado el verano, ya se ha completado la estructura del puente, con las sujeciones superiores que darán soporte a la plataforma. A esa altura, ya se ha desplegado la vía del AVE. En Pinilla, en ese puente que se ofrece como paso de un nuevo vial que hará las veces de ronda interior alternativa para el olvido del cierre de la ronda norte de la capital leonesa, la intervención está abandonada desde hace semanas. 

 

El tráfico rodado en el norte de la ciudad representa a otra parte de los damnificados por la paralización de esta obra; que es una solución alternativa para circunvalar el área urbana de León a falta de una ronda norte por la que podía fluir el tráfico en el extrarradio de la capital leonesa y entre las vías de alta capacidad que la acordonan.

El avance del tren de alta velocidad entre León y Asturias acumula otra contrariedad en el relato de obras complementarias que deben blindar el despliegue de la vía, que debe estar aislada y exenta de pasos a nivel u otro tipo de injerencias externas similares. Es la condición imprescindible para que, después, la traza se someta a la evaluación de la agencia de seguridad ferroviaria, que confirma la categoría y las garantías exigidas. No toda la traza de la vía del AVE entre León y La Robla vive con el reloj detenido; unos kilómetros al norte, los pasos elevados sobre la línea, las soluciones para acabar con los pasos a nivel y las estructuras que no caben en la categoría del tren de alta velocidad, avanzan según los plazos establecidos. Construcciones que se iniciaron después que la intervención entre Pinilla y San Andrés llevan varios cuerpos de adelanto en la estructura, con el sostén de la plataforma ya avanzado.

La colocación de las traviesas bibloque, que se inició en otoño, presenta un buen ritmo de despliegue para el nuevo asiento de los raíles por los que circulará en AVE dentro de dos años.

Adif paraliza la obra del paso elevado de Pinilla con el nuevo puente a medio hacer