martes. 07.02.2023
                      césar
césar

León y la política pierden a un hombre amable, conciliador y dialogante, que pasará a la historia como Antonio Geijo Rodríguez, ‘El Santo’. Un apodo cariñoso que brotó de la boca de los dos alcaldes con los que trabajó, Juan Morano Masa y Mario Amilivia, y que definía «muy bien», según quienes le conocían, su carácter leal y su talante. Geijo, un convencido de León y lo leonés, falleció a los 92 años arropado por su familia. Babiano orgullosísimo de sus raíces y de su Riolago del alma, colaboró con la UCD de Adolfo Suárez y se convirtió en uno de los primeros concejales de la Democracia con la coalición Alianza Popular-Partido Demócrata Nacional. Entre 1983 y 1987 fue concejal junto a los ya fallecidos Jaime Lobo, José Manuel Serrano Ortiz y Pepe Arienza, con Morano al frente del bastón de mando del Ayuntamiento de León y con un joven Amilivia, hoy presidente del Consejo de Cuentas de Castilla y León, también de compañero de bancada. Geijo ocupó el puesto de secretario del Partido Demócrata Popular (PDP) en León, fue delegado municipal del Mercado de Ganados y se incorporó también al equipo de gobierno de Mario Amilivia en 1995. Fecha en la que compatibilizó el cargo con el de diputado de Medio Ambiente y Protección Civil con José Antonio Diez como presidente de la institución provincial. Padre de cinco descendientes (dos varones y tres mujeres), sus hijos recuerdan que era «super honesto», que siempre les decía «ser buenas personas y ayudar a los demás» y que hizo «todo por y para León». Su funeral se celebra hoy a las 16.30 horas en la iglesia de Renueva.

Adiós al ‘Santo’, uno de los primeros ediles democráticos
Comentarios