lunes. 05.12.2022

Según sostiene la Fiscalía, los dos acusados pertenecían a un clan familiar dedicado al tráfico de drogas que había tenido enfrentamientos previos con la familia del fallecido, un clan rival que también traficaba, según el ministerio público. El escrito de acusación hace referencia a dos tiroteos anteriores al de Villaobispo, en Plasencia y Coria, en octubre de 2006 y septiembre de 2008, apenas un par de meses antes del disparo mortal que acabó con la vida del hombre de 31 años. La Fiscalía mantiene que el móvil de la agresión fue que acusados y víctima pertenecían a clanes de mercheros rivales que llevaban tiempo enfrentados por el control de la venta de drogas. Los dos hermanos negaron cualquier tipo de disputa previa.

Ajuste de cuentas por drogas
Comentarios