miércoles 21.08.2019

El albergue municipal echa el cierre y deja en la calle a sus nueve trabajadores

El Ayuntamiento clausuró ayer las instalaciones de acuerdo con su plan de recortes.
El albergue municipal echa el cierre y deja en la calle a sus nueve trabajadores

El Ayuntamiento de León cerró ayer el albergue de peregrinos ubicado en el antiguo Colegio de Huérfanos ferroviarios (CHF). Se trata de una de las instalaciones afectadas por los recortes municipales y su clausura deja en la calle a sus nueve trabajadores, a los que estos días también se les está entregando las cartas de despido.

El cierre, según el presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago, Luis Gutiérrez, llega en el peor momento, ya que los meses de julio y agosto son los de más movimiento en la Ruta Jacobea. Entre 200 y 250 peregrinos pasan a diario en dirección a Santiago, según Gutiérrez. «Es una pena, pero más ahora; se podía haber esperado a octubre», añadió.

El albergue municipal de peregrinos de León se abrió en el año 1993 después de que el Ayuntamiento se hiciera con la sede del antiguo CHF por algo más de 245 millones de las antiguas pesetas y en principio contó con 90 plazas, repartidas en 20 habitaciones, además de servicios de comedor, sala de televisión, aseos y una sala de descanso.

En la actualidad contaba con 133 y tenía la peculariedad de ser no sólo albergue de peregrinos sino también juvenil, con lo que su índice de ocupación era mucho más alto que otros ya que aprovechaba la temporada baja para otras actividades.

La ocupación en el año 2009 fue de 9.321 peregrinos, 1.909 más que en el 2008, que había sido de 7.412. En relación al albergue juvenil, en el año 2009 hubo 10.526 pernoctaciones, 37 pernoctaciones más que en el 2008 que fueron 10.489. Por lo tanto, en los dos albergues municipales, en 2009 pernoctaron 19.847 personas, según los últimos datos hechos públicos.

El incremento de alberguistas y peregrinos propició también un aumento de los ingresos que generaban las instalaciones. De los 95.491 euros de 2007 se pasó a los 115.553 euros de 2008 y a los 132.63 euros del 2009.

El albergue municipal dispone de un total de 133 plazas distribuidas en 64 para peregrinos, con ocho habitaciones múltiples de ocho plazas y de 69 en el juvenil, con dos habitaciones dobles, tres triples y siete múltiples con capacidad para ocho personas.

Las instalaciones eran muy valoradas por los peregrinos, según Luis Gutiérrez.

El albergue municipal echa el cierre y deja en la calle a sus nueve trabajadores