domingo. 27.11.2022

El alcalde de León, José Antonio Diez, afirmó que la reivindicación de autogobierno para la histórica región leonesa no es una «moda» sino una cuestión de «necesidad» porque las provincias que la integran —León, Zamora y Salamanca— se están «muriendo».

El edil socialista, que ayer participó en una comida con el Círculo de periodistas leoneses en Madrid, declaró que llevará su petición de autonomía hasta «donde quieran los leoneses».

Asimismo, se refirió a las manifestaciones del pasado 16 de febrero que congregaron a decenas de miles de personas en tres municipios de la provincia como un indicador de la voluntad de los vecinos. «Con la manifestaciones, los leoneses nos dijeron que quieren que sigamos con esto», dijo, a pesar de que la convocatoria estaba clara: la constitución de una Mesa por el Futuro de León.

Según Diez, con la creación de la comunidad de Castilla y León, que calificó de «artificial», se ha unido el centralismo de Valladolid al de Madrid.

Preguntado por la Mesa por León que se reunirá el 3 de marzo y donde se sentarán representantes del Gobierno central y autonómico para buscar una respuesta a los problemas de Castilla y León, el alcalde se mostró «esperanzado» porque la zona necesita medidas urgentes.

Para Diez, la solución para las tres provincias leonesas ha de ser un proyecto a largo plazo que incluya el autogobierno: «Es una propuesta a favor de España, para que el país pueda crecer de una manera diferente.»

El goteo de adhesiones a la moción que reclama la autonomía leonesa añade ya otras tres juntas vecinales de la provincia de León. Las pedanías de Villavante y Villamor de Órbigo, pertenecientes al Ayuntamiento de Santa Marina del Rey, Celadilla del Páramo, que forma parte del municipio de Villadangos del Páramo, Malillos de los Oteros, de Santas Martas, y Riaño entran en el listado de entidades locales menores que dan el sí al texto de la UPL.

Las dos pedanías de Santa Marina del Rey, a cuyo ayuntamiento dan traslado ahora, y la de Malillos están controladas por la UPL, mientras que en Celadilla del Páramo los leonesistas contaron además con el apoyo de los representantes del PSOE. No fueron los socialistas sino los cuatro vocales del PP, con la ausencia del representante de Cs, los que se apuntaron a la reivindicación de la autonomía en la junta vecinal de Riaño, en cuyo consistorio ya se aprobó el texto la pasada semana con el respaldo unánime de los concejales del PP, el PSOE y Cs.

El alcalde afirma que el autogobierno de León «no es una moda»