domingo. 04.06.2023
ÁREA METROPOLITANA

El alfoz se empeña en borrar las calles de tierra y en mal estado con planes de asfalto de 2 M€

Una quincena de travesías del área metropolitana aún no conocen el aglomerado y otras 80 se renuevan cada año
                      La Travesía de La Fuente en el municipio de Sariegos, de tierra y grava, se beneficiará del plan de asfaltado. DL
La Travesía de La Fuente en el municipio de Sariegos, de tierra y grava, se beneficiará del plan de asfaltado. DL

Han pasado dos décadas desde que los municipios del área metropolitana leonesa pisaron el acelerador para limpiar sus localidades de calles de tierra y renovar gran parte de las calzadas que llevaban sin tocar, en algunos casos, desde 1976, pero aún quedan varias. De modo que los Ayuntamientos del alfoz vuelven a coger impulso para decir adiós a los últimos quince viales de polvo y barro de sus pueblos.

Y lo hacen de la mano de planes de asfaltado que suman dos millones de euros en el último año para modernizar con aglomerado, encintado de aceras y servicios las zonas hasta ahora olvidadas o que se habían deteriorado en exceso desde las últimas grandes actuaciones.

Más de 1.200 viales

San Andrés, Valverde, Villaquilambre y Sariegos suman un amplio callejero para modernizar

San Andrés del Rabanedo conserva en tierra varios caminos de las pedanías. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) contribuyó hace unos meses a asfaltar el vial virgen de capa de rodadura de la calle El Viento. En un municipio con 471 calles principales, el Ayuntamiento ha intentado paliar desde 2018 con sucesivos planes anuales de entre medio millón y 300.000 euros la falta de mantenimiento que se produjo en los diez años anteriores.

Así ha renovado el pavimento en un centenar de plazas, calles y avenidas de sus cuatro localidades y tres barrios. El último empujón fue de 450.000 euros para poner al día una treintena de viales deteriorados.

                      La cuesta del cementerio a Trobajo estaba en «piedra» hace 20 años. F. OTERO
La cuesta del cementerio a Trobajo estaba en «piedra» hace 20 años. F. OTERO

Villaquilambre ha destinado la misma cantidad de 1,2 millones desde 2018 a la modernización de sus calles y trabaja en dos nuevos planes de 521.000 y 251.000 euros para atender sus diez localidades que suman 478 calles. El municipio incluirá en ese esfuerzo de pala y pico cuatro calles en tierra de las zonas peri urbanas que se integran con el crecimiento urbano.

En el caso de Valverde de la Virgen, el alcalde David Fernández asegura que han cumplido los deberes «hace tiempo» y todas las calles «de urbano directo están asfaltadas», unas 160. Donde sí se aplican es en reparar «las calles más vetustas que se hicieron hace treinta años para renovar las aceras, el saneamiento y la capa de rodadura con una segunda urbanización a coste cero para los vecinos». En 2022 dedicaron a esa tarea 550.000 euros.

Sariegos inició una gran modernización el año pasado con 700.000 euros a la que acaba de sumar otros 355.000 euros para despedirse de las últimas tres calles de tierra (en 2022 eliminó otras dos) y actualizar viales que necesitan atención desde 1976 para convertirlos en calzadas del siglo XXI. Los últimos vestigios que se corregirán se sitúan en Azadinos, el camino que enlaza las calles La Huerga y Huertos del Cura, así como su prolongación y la calle contigua a la Iglesia, que se despedirán de su suelo terroso para pasar a tenerlo de aglomerado, al igual que la calle Las Regueras, en la zona norte del gimnasio de Pobladura del Bernesga y El Caño de Sariegos, que posee dos tramos de aceras de tierra.

Tanto Valverde como Sariegos han empleado parte de sus planes provinciales en mejorar las comunicaciones que transitan a diario sus vecinos. Unas cuantías que completan con fondos propios y que seguirán efectuando año a año.

El alfoz se empeña en borrar las calles de tierra y en mal estado con planes de asfalto...
Comentarios