domingo. 14.08.2022
undefined
Momento de la intervención policial en la calle Ancha,. DL


Un grupo de hombres protagonizó ayer en torno a las 12 la noche dos incidentes, uno en la plaza Torres de Omaña y otro en la calle Ancha con Cervantes, que terminaron con uno de ellos esposado e introducido en un coche de la Policía Nacional.

El primero de ellos ocurrió cuando en la citada plaza, en la terraza del bar restaurante El Zorro, integrantes de este grupo se mostraron violentos y causaron desperfectos, lo que hizo que los responsables del local les recriminaran su actitud. Como la discusión subió de tono, unas mujeres, a la que también les habían tirado la bebida, según testigos presenciales, llamaron a la Policía. Dos unidades de la Policía Local acudieron al lugar de los hechos. Cuando llegaron, el grupo en cuestión se había dividido y solo quedaban dos integrantes. Tras hablar con los agentes el asunto pareció quedar resuelto.

Unos veinte minutos después, el mismo grupo volvió a mostrarse violento, esta vez en el pub Ginger, esquina Calle Ancha con Cervantes. Ya en la calle se montó un gran tumulto con escenas de tensión ante la estupefacción de un buen número de personas que a esas horas paseaban por la céntrica calle leonesa. Dentro, uno de los miembros de esta pandilla tiró una bebida sobre la mesa de mezclas que la dj utiliza para poner música.

Tras varios conatos de pelea entre este grupo y los miembros de seguridad del local y otros de la zona, la agresiva actitud de dos de ellos llevó a inmovilizarles en el suelo. Al llegar la Policía Nacional se reanudaron las agresiones, que finalizaron con el citado retenido trasladado a un coche policial.

Los responsables y trabajadores del local anunciaron que presentarían denuncia por los hechos y desperfectos en el equipo de sonido.

Dos altercados en el barrio Romántico acaban con un hombre detenido