viernes. 27.01.2023
Menos de diez minutos tardó en llegar la ambulancia a socorrer a un anciano que sufrió un infarto en la calle López de Fenar el pasado jueves, desde que se produjo la primera llamada de auxilio al 112. Este tiempo contradice la versión de la mujer que realizó la llamada, sin duda debido al estado de nervios que este tipo de circunstancias provoca. De acuerdo con el registro informatizado del 112, los hechos se produjeron de la siguiente forma: 9.45.07 se recibe la primera llamada, efectuada por una mujer. A esta mujer, en contra de lo manifestado por ella misma, no se le pidió el DNI y tampoco volvió a llamar después, al menos desde el mismo teléfono móvil. Las conversaciones quedan registradas y no se pueden borrar, siguiendo protocolos y sistemas técnicos estandarizados en la Unión Europea. 9.46.19 . Se produce una segunda llamada, desde otro móvil. Dura 48 segundos, hasta que el operador se da cuenta de que se trata del mismo suceso y así se lo hace saber a quien llama. 9.54.57. Se produce una tercera llamada. Una mujer dice que llevan 20 minutos esperando. Se le contesta lo mismo que a la anterior, que le operativo está en marcha. 9.55.00. Por el sistema de recepción de datos se tiene noticia en una pantalla del servicio del 112 de que ha llegado la ambulancia al lugar de destino. La comunicación del 112 se realiza tanto por voz como por datos. Sobre la otra cuestión polémica que ha rodeado a este suceso, el paso de una ambulancia que no se detiene a socorrer a la persona que agoniza porque se dirige a otro servicio, el 112 no tiene constancia, ya que no tiene competencia alguna al respecto. El 112 es un sistema de comunicación para emergencias, pero el servicio es prestado, según los casos, por el Sacyl, los bomberos, la policía, etc.

La ambulancia llegó a López de Fenar en menos de diez minutos, según el registro del...