jueves. 08.12.2022

Los vendedores del Mercado de Colón todavía no saben en qué lugar de la ciudad podrán poner sus puestos después de que el Ayuntamiento decretara que la localización habitual no cumple con los requisitos impuestos por las autoridades sanitarias.

Hay varios emplazamientos encima de la mesa, pero, de momento, ninguno cerrado, según confirmaron ayer los propios comerciantes, que confían en que hoy mismo el consistorio les dé una respuesta para recuperar la actividad a partir de mañana.

Propuesta

El consistorio les ofreció las inmediaciones de la sede de la Junta y el barrio de La Lastra

Desde la concejalía que dirige Susana Travesí ofrecieron a los ambulantes trasladar el mercado de manera temporal a las inmediaciones de la sede de la Junta o al barrio de La Lastra, pero a los vendedores no les convencía ninguna de las dos ubicaciones.

Plantearon entonces llevarlo a Papalaguinda, pero el Ayuntamiento también rechazó la propuesta porque se bloquearía esta arteria durante tres días a la semana. A los domingos del rastro, habría que añadir los martes y viernes del mercado de Colón.

Los ambulantes han creado una comisión negociadora para buscar junto a la entidad local una solución para los 106 puestos afectados.

No afectar a los vecinos

No quieren que el equipo de gobierno los mueva definitivamente de Colón, como instó el Procurador del Común recientemente en una resolución que aconseja cambiar la ubicación de este mercado porque afecta a la movilidad vecinal. Además condiciona los accesos a la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta.

Los comerciantes están dispuestos a instalarse en otra zona de la ciudad donde haya más espacio para cumplir con las medidas de distanciamiento social, pero, en principio, solo de forma temporal, hasta que se levanten las restricciones. Así se lo han hecho saber al consistorio, que hoy mismo debería dar respuesta a los comerciantes de este sector.

Los ambulantes de Colón confían en que el Ayuntamiento les dé hoy un emplazamiento
Comentarios