jueves 6/5/21
Tribunales

Un amigo del acusado por el crimen de La Sal desmonta su principal coartada

El sospechoso le llamó media hora antes del crimen desde el mismo móvil que apareció caído cerca del lugar del asesinato, contra la versión de que alguien se lo había robado
 
lasal
Un momento del juicio con jurado por el crimen de La Sal. MARCIANO PÉREZ

Un amigo del acusado por el crimen del barrio de La Sal desmontó esta mañana las tesis esgrimidas por el investigado, que aseguraba que su móvil apareció en el lugar de los hechos porque alguien se lo había robado. 

El testigo, un súbdito ruso que ha declarado desde Gijón por videoconferencia, reconoció que el investigado le llamó desde ese mismo número media hora antes del crimen y que hablaron durante doce minutos.

La defensa del procesado ha interesado la aportación al jurado de la declaración judicial en la que el mismo testigo aseguró durante la instrucción que había recibido varías llamadas del imputado aquella noche pero que no había contestado a ninguna porqué estaba durmiendo.

Las forenses consideran que la constitución física del sospechoso es perfectamente compatible con la trayectoria y las características de la puñalada que acabó con la vida del jubilado. “Ni aunque hubiese estado en ese momento en una UCI se le hubiera podido salvar la vida. Es una puñalada mortal  y es compatible con el hecho de que no haya salpicaduras de sangre en la ropa del acusado”. Sin embargo la doctoras rechazaron que el arma blanca intervenida al detenido fuera las que se usó para el crimen: “Es de características diferentes y no tiene restos de sangre”..

Un amigo del acusado por el crimen de La Sal desmonta su principal coartada