martes. 31.01.2023
El alcalde apuesta por «reflexionar» sobre la «competencia feroz» que desataría en la ciudad

Amilivia está en contra del centro comercial de la estación del AVE

Responde a la propuesta del PSOE para defender al comercio tradicional de León
El espacio que enlaza la estación con la ciudad es una galería comercial
La zona de galerías comerciales prevista en el proyecto de remodelación de la estación de Renfe con la llegada del tren de alta velocidad debería ser sustituida por servicios administrativos, para evitar una «competencia feroz» que perjudicaría al comercio tradicional de la ciudad. Así lo manifestó ayer el alcalde de León, Mario Amilivia, en respuesta a la reunión mantenida el martes por el candidato socialista a la Alcaldía, Francisco Fernández, con las asociaciones de comerciantes de la ciudad; un encuentro en el que se reclamó que no se concedan más licencias para la apertura de grandes superficies en la capital y el alfoz. Amilivia destacó que la concesión de nuevas licencias de apertura está regulada por ley, y que es competencia de la Junta de Castilla y León; a la vez que mostró su «total acuerdo» con las demandas de los comerciantes leoneses. Pero el alcalde fue más allá en sus apreciaciones, y recordó que en el proyecto del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) está previsto que la futura estación de Renfe se autofinancie con el uso comercial que tendrán sus instalaciones. «Este espacio no debe convertirse en una gran superficie comercial; es recomendable que tenga un uso mínimo de servicios terciarios, pero debería acoger sobre todo servicios administrativos», defendió el regidor. En opinión de Mario Amilivia, la zona comercial prevista se ubicará a apenas 500 metros del centro comercial que se abrirá próximamente en Eras de Renueva; y a una distancia similar de El Corte Inglés. «Se establecería una competencia feroz en el comercio local sobre la que debemos reflexionar, porque la situación para el comercio local en este caso sería de competencia abusiva», explicó. También recordó que mientras que el resto de las grandes superficies deben obtener una licencia por parte de la Junta, la prevista por el Adif está ya contemplada en el proyecto de soterramiento de las vías y construcción de las nuevas estaciones de tren y autobús. El alcalde aseguró que planteará esta propuesta a la Sociedad León Alta Velocidad; y también desveló que ya ha mantenido conversaciones en este sentido con el consejero de Fomento, Antonio Silván, «que está de acuerdo en plantear al Adif que el espacio disponible en el proyecto no acabe transformándose en otra gran superficie comercial». Amilivia se mostró partidario de defender los intereses del pequeño comercio de la ciudad. Esta propuesta altera el proyecto de I-3 y Mecsa que ganó el pasado mes de marzo el concurso convocado para el acceso a la estación del AVE y su integración en la ciudad, un proyecto que contemplaba una gran pasarela comercial y acristalada que uniría la calle Lancia con la estación del AVE y de los autobuses. El espacio contempla también locales de ocio.

Amilivia está en contra del centro comercial de la estación del AVE