jueves 26/5/22

El aparato autonómico socialista no quiere más guerra. Si el fin de semana fue su líder, Luis Tudanca, quien dio por cerrado el debate, ayer su secretaria de Organización, Ana Sánchez, se sumó al plan de apaciguar la situación. La número dos de la formación concedió que el alcalde de León, José Antonio Diez, reciente ganador de las primarias que lo han confirmado como secretario general de la Agrupación Local del PSOE leonés, es el «secretario de todos los leoneses».

Sánchez, quien el miércoles acudió a la asamblea y las votaciones para controlar, esquivó de esta forma la polémica suscitada en este proceso interno en el que el alcalde de León mantuvo un pulso con la dirección de su partido, que impulsó a una candidatura alternativa al regidor, Pilar Carnero, para la secretaría de la agrupación local. «Soy de la ortodoxia de que las direcciones del partido ni apoyan ni dejan de apoyar las candidaturas y tan sólo deben velar por el cumplimiento escrupuloso del proceso», expuso la zamorana, quien resolvió que el proceso demuestra la «salud» del partido, algo que a otras formaciones «les cuesta entender», ha concluido.

El alcalde de León, el socialista José Antonio Diez, logró la semana pasada mantener el control de la agrupación local, tras tumbar a la candidata promovida por el aparato, al que acusaba de tratar de apartarle por no plegarse a consignas partidistas y centrar su gestión en la defensa de la ciudad y de sus vecinos. El enfrentamiento ha abierto una grieta que ahora desde la dirección autonómica intentan atenuar con la vista en las elecciones municipales.

Ana Sánchez defiende que la guerra abierta con Diez muestra «la salud» del PSOE