martes 10.12.2019
TRADICIONES RECUPERADAS

Añoranza del viejo León rural

La recreación de la romería de La Melonera llena de tipismo el Grano. Carros engalanados, puestos de melones, sandías y hortalizas, música y bailes tradicionales. Juegos de antaño y hasta una boda de época devolvieron ayer a la capital La Melonera 94 años después
Añoranza del viejo León rural

Una estampa de tipismo en uno de los rincones de la capital con más solera: la plaza del Grano. Entre sus cantos, ayer la romería de La Melonera volvió a su cita con el final del verano como hizo durante décadas hasta 1920 en un solar —con idéntico nombre— ubicado donde luego se levantó la plaza de toros.

Gracias a la iniciativa de la Asociación Cultural Rey García I, los leoneses y visitantes pudieron admirar un paisaje que rememoró el pasado rural de un León ligado al campo. Melones, sandías, otras frutas y hortalizas en los cestos de los vendedores ataviados con vestimentas de época. También la banda sonora de una romería a la vieja usanza, con dulzainas, castañuelas, ronda con chiflas, redoblantes, tamborín, panderetas y panderos. Carros engalanados, burros, puestos de venta, baile y merienda campestre.

Y para que nada faltara, una boda tradicional que llegó a la plaza del Grano desde Guzmán con los sones y danzas de los pasacalles. Los ‘invitados’ degustaron rosca y celebraron la felicidad de los novios. Los niños revivieron juegos de antaño como los bolos y el tiro de la rana. Ojos curiosos que contemplaban con entusiasmo una época de la que sus bisabuelos fueron los últimos testigos.

En pleno siglo XXI la vuelta al pasado impregna de nostalgia una ciudad labrada con romerías, mercados y la herencia de un mundo rural. La romería de La Melonera volvió después de su última fecha, allá en el año 1920.

Añoranza del viejo León rural