jueves. 30.06.2022
ADL
Entrada a la factoría de ADL Biopharma. RAMIRO

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) propuesto por Antibióticos (ADL Biopharma) para 92 de sus 306 trabajadores «se puede recortar un poco». Ese pequeño avance fue lo único en claro que sacó el comité de empresa de la última reunión que mantuvo con la dirección para intentar definir el alcance exacto de este proceso de ajuste que justifican en causas económicas por la «insostenible» situación actual.

Sin embargo, el principal interés con el que el comité acudía a esta segunda reunión negociadora: conocer los planes de producción y de viabilidad, quedó sobre la mesa dado que la compañía adujo que no los tendrá listos hasta la próxima semana. «Conocer el plan de producción para los próximos dos años es de vital importancia para determinar si ese recorte de empleo que nos plantean es aceptable o no», explicó ayer el presidente del comité de empresa, José Ignacio Ronda, aunque también valoró la concesión de que la cifra de 92 expedientes de despido admite una pequeña dosis de flexibilización. «No nos han concretado nada más pero, en fin, menos da una piedra», reconoció con un evidente sentido práctico.

En todo caso, el presidente del comité advierte que mientras no tengan ese plan de viabilidad no tendrán en sus manos argumentos precisos para valorar el expediente de despido que ha puesto de nuevo la empresa encima de la mesa. «No habrá negociación hasta no conocer esos detalles precisos, porque son los que nos van a decir si ese recorte de plantilla es creíble o si por el contrario no hay razones que justifiquen la reducción», recalcó Ronda.

Comité de empresa
«Nos han dicho que se puede recortar un poco, pero sin precisar nada más de momento»

Básicamente, esa hoja de ruta que apremian los representantes de los trabajadores debe especificar todo lo que va a fabricar Antibióticos para el próximo año y en función de eso determinar si los niveles de producción implican o no aligerar plantilla.

Empresa y comité tienen previsto mantener una nueva reunión a comienzos de la semana que viene donde teóricamente se darán a conocer esos datos.

El proceso de negociación del Ere tiene que estar concluido, como fecha tope, el próximo 17 de diciembre. La empresa admite adscripciones voluntarias a este proceso de extinción de empleo, pero mantiene una cláusula de admisión por parte de la compañía. De forma paralela, ha presentado a los sindicatos un plan social, que implica la recolocación externa para los empleados que acaben despedidos en este proceso; la posibilidad de ingreso a corto o medio plazo a través de un procedimiento de bolsa de empleo, o similar; y la indemnización de veinte días por año, con límite de una anualidad.

Uno de los buques insignia de la economía leonesa, Antibióticos llegó a tener a comienzos de los noventa, casi 700 empleados.

Antibióticos se abre a rebajar el ERE para 92 trabajadores