sábado 24/10/20

Aparece una técnica de ataques a los cajeros que no sustrae dinero al cliente sino al banco

Agentes de la Policía Nacional han detectado una modalidad de estafa basada en la manipulación de cajeros automáticos, mediante la técnica Teller Hooking. Mediante esta novedosa técnica, los investigados solicitaban un reintegro de 1.000 euros en el cajero automático e introducían un artilugio metálico -denominado Teller Hooking-, en el momento en que el dispensador de efectivo se abría, para capturar los billetes; a continuación, y con el dinero en su poder, anulaban la operación provocando un fallo en la máquina. De esta forma, el dinero volvía a la cuenta de su titular, consiguiendo duplicar su saldo con la maniobra.

El grupo criminal desarticulado, compuesto por ciudadanos venezolanos, había estafado más de 200.000 euros. Esta operación policial ha permitido detectar una novedosa técnica de estafa, así como actualizar las medidas de seguridad de los cajeros automáticos con el objetivo de dar respuesta a una nueva modalidad delictiva.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo organizado, compuesto por ciudadanos venezolanos, presuntamente dedicado a la comisión de estafas en diferentes provincias del territorio nacional mediante la manipulación de cajeros automáticos.

Aparece una técnica de ataques a los cajeros que no sustrae dinero al cliente sino al...
Comentarios