miércoles. 17.08.2022

Los apuros de Good Fly impiden a 270 leoneses recuperar el dinero del billete

La empresa se niega a pagar pese a los requerimientos de la OMIC de la Diputación.
Pasajeros afectados por la cancelación de un vuelo a Menorca presentan queja ante Good Fly.

Sin recuperar el dinero de los billetes de Good Fly de vuelos que fueron cancelados, ni perspectiva de cobrar tampoco en un futuro. Así se encuentran 270 pasajeros de León que se quedaron en tierra este verano por la decisión de la empresa burgalesa de suspender su operativo en el aeropuerto de La Virgen del Camino desde el 9 de septiembre, a pesar de tener programados con el contrato firmado con el consorcio vuelos hasta mediados de octubre.

A esta circunstancia, también hay que añadir la cancelación de la ruta a Tenerife, desde primeros de agosto, aunque ya tenía billetes vendidos hasta la finalización de este destino en septiembre. Además, de las suspensiones técnicas de salidas o llegadas de vuelos en las dos semanas anteriores a la cancelación definitiva de su presencia en León.

Según ha podido conocer este periódico, la mala situación económica que atraviesa Good Fly, al borde de la quiebra, hace inviable que los pasajeros que esperan la devolución de sus billetes lleguen a cobrar. Incluso, desde la propia empresa recomiendan a los perjudicados acudir ya a la vía judicial para poder recuperar su dinero.

También agencias leonesas, que han tenido que reembolsar a sus clientes perjudicados por vuelos no operados de esta empresa billetes e incluso paquetes vacacionales completos, han demandado el reembolso de estas cantidades, aunque sin respuesta por el momento desde Burgos.

Good Fly, incluso, ha declinado llegar a un acuerdo con la OMIC provincial, donde han tramitado alrededor de una docena de reclamaciones de afectados. Este periódico ha podido conocer que, a pesar de los requerimientos realizados desde esta oficina de la Diputación, la empresa se ha negado a llegar a acuerdo alguno, sin aceptar el papel intermediador de Consumo.

También hasta el Servicio Territorial de Turismo de la Junta, dado el carácter de empresa turoperadora de Good Fly, han llegado hasta la fecha de ayer 52 reclamaciones individuales de leoneses perjudicados por las cancelaciones. Como la sociedad tiene sede en Burgos, desde la sede de la Junta en León han sido remitidas a esta capital castellana. Allí contabilizan 95 reclamaciones, algunas de ellas rubricadas por varios afectados, contra esta empresa.

Por el momento, desde la delegación de la institución autonómica en Burgos se están realizando las diligencias precisas por orden de recepción. La Junta podría abrir un expediente sancionador a este turoperador.

Todas las instancias recomiendan o sugieren ya la vía judicial a los perjudicados, a los que informan que al tratarse de cantidades inferiores a los 2.000 euros será juicio verbal, que no precisa abogado ni procurador, ni conlleva tasas judiciales.

En los daños y perjuicios que el consorcio demandará a Good Fly en los tribunales, unos 75.000 euros, incluye la compensación a las agencias que ya devolvieron el billete o paquetes vacacionales y a los pasajeros que se quedaron sin volar tras la cancelación total.

Los apuros de Good Fly impiden a 270 leoneses recuperar el dinero del billete
Comentarios