jueves 6/5/21

Aragón apostó por el uso industrial para atraer al sector aeronáutico

El Gobierno de Aragón apostó en su momento por un modelo «muy diferente a lo que se estaba haciendo en diferentes comunidades autónomas». Así que en lugar de pensar en un aeropuerto para pasajeros optaron por el uso industrial para albergar a empresas del sector aeronáutico. La iniciativa atrajo la llegada de la empresa Tarmac, especializada en el mantenimiento, estacionamiento y desguace de aviones que opera en este aeropuerto y «cuya labor se ha visto incrementada por las consecuencias de la pandemia», según asegura a este periódico el Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda de Aragón.

Tarmac no es la única empresa que opera en el enclave aéreo, en sus instalaciones hay más ligadas a la aeronáutica y relacionadas con proyectos de drones, pruebas de motores para cohetes… y, además, cuenta ya con todos los permisos para que operen los aerotaxis, aviones con hasta 19 pasajeros.

Más servicios
Incorporará en breve un nuevo sector de negocio: los aerotaxis con aviones con hasta 19 pasajeros

Durante los prácticamente ocho años desde la puesta en marcha del aeropuerto «se ha experimentado un crecimiento exponencial». Actualmente todos los servicios apuntados emplean a 280 personas y «desde el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel se siguen impulsado inversiones».

Una de las claves, recalca, «es ir creciendo en función de la demanda». En estos momentos la inversión en nuevas infraestructuras ronda los 30 millones de euros y trabajan ya en la ampliación en 195 hectáreas más la superficie actualmente disponible. En el último año, el número de aviones aparcados pasó de 78 a 113, aunque en 2020 llegó a tener 120. La plantilla de la empresa que explota las instalaciones (Tarmac) se ha incrementado un tercio, de 130 a 170 trabajadores.

Aragón apostó por el uso industrial para atraer al sector aeronáutico