viernes 25/9/20
Infraestructuras

Arranca la obra de mejora del firme de la A-66 tras once meses adjudicada

Desde ayer y durante siete semanas, el carril izquierdo de la autovía será de doble sentido
Las obras comenzaron ayer en la vertiente zamorana, con el desdoblamiento del carril para utilizarlo en doble sentido. RAMIRO
Las obras comenzaron ayer en la vertiente zamorana, con el desdoblamiento del carril para utilizarlo en doble sentido. RAMIRO

Este septiembre se cumplen once meses desde que la plataforma derecha de la autovía León-Benavente tiene adjudicadas las obras de mejora, pero no ha sido hasta ayer cuando el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana inició los primeros trabajos de rehabilitación del firme de la A-66 en el tramo comprendido entre León y Benavente.

La primera fase de esas obras implica que desde este ayer y durante unas siete semanas el tráfico en esa autovía en sentido Sevilla se desviará a través de la calzada en sentido Asturias en el tramo comprendido entre los kilómetros 194,3 y 197,7 de la A-66, según informó ayer el Mitma en un comunicado.

Las obras de reparación del firme de la calzada derecha, que dan continuidad a las que se acometieron en la calzada izquierda durante el año 2019 y por las que se tuvo que esperar cinco años, cuentan con un presupuesto de 7,79 millones de euros que se suman a los 7,4 millones invertidos el pasado año en la calzada del sentido contrario.

Mucha espera

Los trabajos que dan continuidad a los culminados en 2019 en la otra calzada requieren 7,8M¤

Los trabajos de «reconstrucción estructural del firme» de la calzada derecha de la A-66 se acometerán en el tramo entre los kilómetros 143,100 y 196,300, en la provincia de León.

Las obras abarcan la calzada sentido Benavente desde las inmediaciones de León hasta el límite provincial con Zamora. Estas obras se integran en el programa de conservación y explotación de las carreteras del Estado, a través del cual el Mitma invirtió el año pasado en la provincia de León más de 45 millones de euros.

Al igual que en la calzada izquierda, las obras de la calzada derecha se realizarán por fases, comenzando por el tramo más cercano al límite con la provincia de Zamora, en el que las obras se prolongarán durante siete semanas, según las previsiones iniciales.

No más peligros

Las protestas de los conductores se radicalizaron hasta el punto de constituirse en plataforma

Mientras duren las obras de esa primera fase, el tráfico en sentido Benavente se desviará por la otra calzada, que tendrá provisionalmente doble sentido de circulación, con desvíos a través de los pasos de mediana existentes.

Como consecuencia de las obras de esta fase, el área de descanso de la calzada derecha situada entre los kilómetros 196,800 y 197,400 queda transitoriamente sin servicio.

El recorrido de los últimos años —se puede hablar perfectamente de un decenio— ha acompañado la frustración de los conductores, sobre todo los procedentes del Principado de Asturias, ya que es su única comunicación con la meseta. En las últimas semanas comenzaron a radicalizarse las críticas contra la situación de esta autovía y se constituyó una plataforma ciudadana con la intención de presentar una reclamación por el estado de la carretera, una de las más utilizadas del norte y del noroeste español y también una de las más peligrosas y abruptas de toda la red de carreteras del Estado. Continuos baches y señales que obligan a reducir la velocidad en una autovía a menos de 100 kilómetros por hora han sido una constante durante los sucesivos gobiernos.

Arranca la obra de mejora del firme de la A-66 tras once meses adjudicada