sábado. 04.02.2023

Fien ha alcanzado de lleno a la provincia leonesa, sobre todo a las zonas de montaña, complicando mucho la circulación en decenas de puntos negros de la red viaria, donde la acumulación de manto blanco cortó el tráfico en algunas de estas arterias. Hay, incluso, vías que están completamente cerradas como consecuencia de la nieve, que ha llegado con fuerza a León este miércoles.

Además de en la ciudad, los copos han caído de forma contundente en la provincia desde primera hora de la mañana, lo que ha dificultado el tráfico rodado en León. A las 20.46 horas había 57 puntos con incidencias. También estuvieron paralizados durante dos horas los autobuses urbanos y todas las áreas fluviales de la provincia están en alerta ante posibles riadas. 

La N-621 en Cistierna, la N-625 en Riaño y la N-630 en Villamanín, las tres en la provincia de León, se encuentran en nivel rojo para la circulación de vehículos, según datos de la Delegación de Gobierno de las 18.15 horas.

El nivel rojo supone que está prohibido el paso de camiones y vehículos articulados y que es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno para el resto de vehículos. Además, en nivel negro, con corte total al tráfico, se encuentran tramos de la N-621 en Boca de Huérgano, donde la nieve arreció con fuerza.

Aunque la previsión apunta a que el temporal remitirá en León a lo largo de las próximas horas y que la cota de nieve se situará este jueves, a media tarde, por encima de los 1.800 metros de altitud, las complicaciones en las carreteras secundarias pueden venir con el hielo.

Tampoco está siendo sencilla la circulación ferroviaria. A las dos de la tarde se decretó el cierre del puerto de Pajares para el paso de trenes, lo que está afectando a cientos de viajeros que harán parada en León y serán transportados en autobuses hasta Asturias. Los que se dirigen al sur tendrán la capital leonesa como destino de principio y fin, caso del tren de Castellón o los de Chamartín, según fuentes consultadas.

En la ciudad la nieve ha caído de forma importante, como puede verse en este álbum. Por ello, el Ayuntamiento de León ha decidido que los autobuses urbanos permanecieran dos horas parados a la espera de que la situación mejorara. El autobús interurbano que llega a Carbajal se ha salido de la vía, sin daños personales. El Bierzo tampoco se ha librado de las precipitaciones blancas, dejando una estampa invernal como la de estas impresionantes fotos

Asimismo, la circulación de trenes se está viendo afectada y son varias las frecuencias que a esta hora sufren retrasos sobre los horarios previstos.

Por su parte, el Gobierno ha activado la Fase de Preemergencia del plan de viabilidad invernal en las carreteras estatales en la zona de León (Cordillera Cantábrica) y mantiene 18 zonas de la comunidad en alerta. Toda la red estatal en Castilla y León está en preemergencia y alerta por nieve, salvo Salamanca Sur y Meseta, Ávila Sur, Valladolid Meseta, y Zamora (Meseta). En la provincia leonesa las imágenes que deja el temporal hasta el momento son espectaculares

Esta mañana, la nieve complicaba la circulación en varios puntos de la provincia leonesa. La A-6 y la AP-66 amanecieron en nivel amarillo, cerrado a camiones, mientras que la N-630 está en nivel rojo. En nivel rojo también está la N-625 a su paso por Riaño y la N-126 en La Baña. 

Las nevadas que han dejado las borrascas 'Gerard' y 'Fein' en León y en el resto de España mantendrán activos este miércoles, 18 de enero, los avisos de riesgo importante por nieve en zonas de montaña también de de Avila, Burgos, León, Palencia y Segovia, en la comarca zamorana de Sanabria y en zonas de meseta en las provincias abulense y segoviana. Así lo señala la Agencia Española de Meteorología (Aemet), en el que se informa de los avisos por el episodio de temporal de vientos fuertes y nevadas. Aquí pueden verse todas las fotos, pueblo a pueblo.

La autopista del Huerna (AP-66), entre Asturias y León, que durante toda la mañana ha estado cerrada al tráfico de camiones por la gran cantidad de nieve caída desde el martes, ha reabierto al tráfico de vehículos pesados.

Pese a la mejora de las condiciones a medida que avanza la mañana, la concesionaria, Aucalsa, recomienda a los turismos no sobrepasar los 100 kilómetros por hora, mientras que los camiones deben de circular por el carril derecho sin realizar adelantamientos.

El Puerto de Pajares (N-630), la otra de las principales vías de comunicación entre Asturias y la Meseta, continúa cerrado al tráfico de vehículos pesados, mientras que los turismos deben llevar cadenas.

La nieve sigue complicando el tráfico a última hora de la mañana en buena parte de la red secundaria de carreteras en zonas altas y mantiene cortados seis puertos de montaña, los del Palo, la Marta, Leitariegos, el Connio, Tarna y San Ignacio, y en otros veintitrés son obligatorias las cadenas.

Son obligatorias en los altos de Lavadoira, Pozo de las Mujeres Muertas, San Isidro, la Bobia, acceso al túnel de Rañadoiro, Collada de Arnicio, Cerredo, el Campillo, el Acebo, Tormaleo, la Colladona, el Ortiguero, el Fito, la Cobertoria, el Cordal, la Colladiella, Somiedo, San Lorenzo, Ventana, Campo del Río, Bustellán, Casa del Puerto y la Garganta.

La nieve también mantiene cerradas las carreteras AS-34, entre Berducedo y el Pozo de las Mujeres Muertas; la CO-4, entre Covadonga y Los Lagos, y la LN-8, entre Tuiza y Puerto de la Cubilla, y obliga al uso de cadenas en más de una treintena de tramos de la red secundaria.

Después de una jornada de martes en la que se registraron vientos fuertes en casi toda la comunidad y nevadas en buena parte de las zonas de montaña y también en lugares de la meseta, los avisos meteorológicos que se han activado hoy por nieve continuarán hasta la tarde o incluso la noche de este miércoles.

Emergencias

El Centro de Emergencias 112 Castilla y León ha recibido más de 600 llamadas desde este lunes, a causa de incidencias relacionadas con el temporal de nieve, lluvia y viento, por el que la Agencia de Protección Civil y Emergencias mantiene la situación de alerta desde este martes en toda la Comunidad.

A lo largo de la semana, el Centro Coordinador de Emergencias de la Junta ha contactado con los alcaldes de 28 municipios de las provincias de Burgos, León, Palencia, Soria y Zamora para informarles sobre posibles situaciones de riesgo derivadas del aumento del caudal de algunos ríos pertenecientes a la Confederación Hidrográfica del Duero, con la que la Agencia de Protección Civil y Emergencias mantiene un contacto constante.

Hasta el momento, la crecida de los ríos no ha generado daños personales ni tampoco materiales de especial consideración, según ha señalado en un comunicado la Junta.  Las mayores incidencias a causa del temporal han sido originadas por las fuertes rachas de viento que ha soplado con especial intensidad el lunes y el martes, lo que ha supuesto 215 de los más de 430 avisos que el Centro de Emergencias 112 ha dado a los distintos organismos de emergencias de la Comunidad estos tres días. 

En relación con el viento, los avisos se refieren a caída de objetos a la vía pública o a la presencia de obstáculos en las calzadas, como árboles, señales, ramas o contenedores.

A causa de las fuertes rachas de viento, dos personas han resultado heridas el martes en Burgos tras ser golpeadas por la caída de un árbol, y en Palencia otra persona más resultó herida tras sufrir un golpe de una motocicleta derribada a causa de una ráfaga de viento. Finalmente, en Valladolid, una cuarta persona resultó también herida el martes tras ser golpeada en la espalda por un tablón que se desprendió de la obra de un edificio en construcción.
En relación con las precipitaciones de nieve, los avisos ascienden a 95, principalmente por solicitudes de máquinas quitanieves por parte de conductores, que avisaban de la presencia de nieve en las vías por las que circulaban y, en algunos de los casos, por la imposibilidad de continuar camino. A ellos hay que unir otros avisos que solicitaban el uso de fundentes para despejar accesos a algunas localidades o edificios públicos.

El día antes

La nieve ha complicado la circulación durante este martes en varios puntos de la red estatal en León y Segovia, así como en zonas de puerto de Burgos, obligando incluso a cerrar algunos puntos y prohibir el tránsito de camiones y autobuses puntualmente. En estos momentos, son obligatorias las cadenas y hay embolsamiento de camiones en varias carreteras de León y Avila de la red estatal y autonómica. Y en algunas zonas de Segovia y Soria la nieve obliga a circular con precaución.

En cuanto al viento, hoy se han registrado máximas de viento de hasta 123 kilómetros por hora en La Pinilla, en Segovia, pero ha habido rachas fuertes también en Soria, León, Salamanca o Burgos.

La borrasca también ha tensionado los ríos de la Comunidad. Están en nivel rojo los ríos Riaza, a la altura de Languilla (Segovia), y Tuerto en San Félix de la Vega (León. La CHD ha activado también la alerta naranja en el Arlanza en Lerma (Burgos); y, en León, en los ríos Orbigo en Cebrones del Río, Luna en Sena de Luna, y Duerna en Santiago de la Valduerna. En Soria, el Duero en Garray, el Ucero en Osma y el Revinuesa en Vinuesa, también han superado los umbrales y están en alerta naranja. En la cuenca del Ebro, en Castilla y León, está subiendo también el caudal de los ríos Nela, Jerea y Bayas.

Aunque para el jueves parece ser que remite el temporal de nieve, desde Aemet Castilla y León mantienen los avisos naranja en la Cordillera Cantábrica de León, Burgos y Palencia. En el Sistema Ibérico en Burgos y Soria se mantendrá el nivel amarillo.

Así fue la jornada de ayer en León y provincia
Comentarios