jueves 17.10.2019
SEMANA EUROPEA DE LA MOVILIDAD

Las asignaturas pendientes de León

La mejora del mapa de carriles bici y la regulación de los patinetes eléctricos, aspectos fundamentales para la movilidad sostenible
Una de las salidas mensuales de Bicicleta. JESÚS F. SALVADORES
Una de las salidas mensuales de Bicicleta. JESÚS F. SALVADORES

León está cambiando. De forma lenta y, un poco enrevesada, la ciudad aspira a convertirse en un modelo referente en la movilidad sostenible. La peatonalización de Ordoño ha sido celebrada por las asociaciones de bicis y patinetes como un paso más para alcanzar el objetivo, sin embargo aún hay muchas asignaturas pendientes.


León en bici es la principal asociación de bicicletas, y lleva luchando, desde su fundación en 2013, por igualar a los ciclistas en la circulación. Su presidente, Daniel Álvarez, que también es técnico de movilidad, considera que las medidas se han hecho a contracorriente. «Primero las medidas duras, con la peatonalización en 1996 del casco histórico y su cierre al tráfico. Y después han llevado a cabo las complementarias con las que desarrollar el plan de movilidad: la concienciación, el fomento del uso de la bicicleta, la mejora de los carriles bici…», explica. Otro problema es la seguridad. La semana pasada una ciclista fue arrollada en la zona de la universidad, una zona con un carril bici consolidado y zona 30. «¿Realmente se circula a esa velocidad? Cuando vas por una carretera de dimensiones amplias la percepción de la velocidad disminuye para el conductor. Así que al final es un problema de respeto», afirma Daniel.

 

‘No obstaculizamos el tráfico porque somos tráfico’ es el lema de Bicicrítica, grupo desestructurado que también lucha por reivindicar a los ciclistas. Jorge Quiñones, uno de sus miembros, habla de «optimismo» por lo conseguido pero recalca los problemas que sufren a diario. «Tenemos un mapa de carriles totalmente inconexo, unos tramos con otros, y una de nuestras aspiraciones es dar sentido a este mapa», explica.

 

Carrocería incorporada

 

También advierte de que «en bici la carrocería es nuestro cuerpo» y eso conlleva peligros en la circulación. «Por eso es fundamental concienciar del respeto hacia el ciclista, y que los conductores nos vean como un vehículo más dentro del tráfico», concluye Lanero.

 

León es, además, la ciudad española con más usuarios de patinetes eléctricos. La Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal de León cuenta con 238 socios y estima que hay más de 500 usuarios. Su vicepresidente, Fernando Lanero, ha recorrido 9.100 kilómetros en tres años. «El coste de recarga son 6 céntimos y con eso recorres 70 kilómetros, imagínate el ahorro. Es una tecnología que está todavía despegando y que necesita ser regulada cuanto antes». Desde el Consistorio han expresado su negativa a regular los patinetes hasta que la DGT se ponga manos a la obra.

Las asignaturas pendientes de León