lunes 14/6/21
La Fapa valora «positivamente» que el Ayuntamiento potencie la cultura en el ámbito escolar

Las asociaciones de padres respaldan la entrada del leonés en los colegios

El Ayuntamiento inicia la búsqueda de centros para impartir la materia de forma experimental
Un profesor de lengua leonesa escribe en la pizarra en una de sus clases
Está en los libros, pero no en las clases. La entrada del leonés en las aulas aparece también entre los proyectos que pretende impulsar el equipo de Gobierno municipal durante el actual mandato. La Junta de Castilla y León será la que tendrá que avalar la iniciativa revelada por el concejal de Educación, Abel Pardo, para que la asignatura aparezca entre las actividades escolares ofertadas por la Administración autonómica. Por el momento, el consejero del área, Juan José Mateos, ha mostrado su interés en estudiar la sugerencia, y en la primera quincena de septiembre, si encuentra espacio, se reunirá con los responsables del Ayuntamiento para analizar el documento en el que se explica «cómo y de qué manera se normativizará y normalizará la enseñanza de la materia». A la espera de la reunión, el secretario de la Federación de Padres de León -Fapa-, Jesús Sánchez, apoya la idea y valora en «positivo» la inclusión de la nueva asignatura en los colegios de la capital, «siempre que no tenga peso dentro del currículo». «Todas las medidas encaminadas a potenciar la cultura, y si es la nuestra mejor, son buenas», puntualiza el portavoz de la Fapa, quien espera a conocer el documento en profundidad para emitir una valoración más extensa, aunque su opinión camina, por el momento, al compás de las intenciones de la corporación formada por socialistas y leonesistas. Con carácter optativo El consistorio ya ultima el informe con el que llegarán a Valladolid para arrancar del equipo que preside Juan Vicente Herrera el compromiso de ofertar el leonés en los distintos centros escolares. El articulado refleja alguno de los postulados impulsados en localidades de Portugal, Miranda do Douro y Braganza, en las que el leonés es lengua cooficial, y la intención del Ayuntamiento es la de reclamar que tenga un marco específico, «no el que existe para otras materias, como es el gallego en el Bierzo, sino uno propio». De conseguirlo, la enseñanza de esta materia será opcional y extraescolar, y podría incorporarse este curso en plan piloto en algunos colegios, donde se harían las pruebas, mientras que su expansión llegaría para el ejercicio 2008-2009 a través de un planteamiento progresivo, ya que todavía hay que perfilar el currículum correspondiente. La Institución ya ha iniciado la búsqueda de colegios para impartir la materia de forma experimental. En el pacto de gobernabilidad La propuesta de que el leonés entre en los recintos escolares fue proyectada en el pacto de gobernabilidad firmado por el PSOE y por la UPL tras las elecciones del 27 de mayo. Los leonesistas rubricaron su apoyo al actual alcalde Francisco Fernández con condicionantes: «El Gobierno municipal promoverá, desarrollará y promocionará las señas de identidad leonesas, su cultura tradicional, su lengua y su historia, tanto en el marco de la ciudad como en el ámbito exterior de la misma». Así quedó recogido en el punto tercero del apartado Estipulaciones de carácter político, en el que aparecen otras reivindicaciones a cumplir durante los próximos cuatro años. Derecho a decidir Además, el Ayuntamiento tendrá que intentar asumir «el máximo nivel de competencias, especialmente procedentes de la comunidad autónoma, exigiendo las partidas presupuestarias suficientes para poder desarrollarlas» y «promoverá el reconocimiento de que la existencia del pueblo leonés le confiere el derecho a decidir cuál es su estatus jurídico dentro de la España de las autonomías».

Las asociaciones de padres respaldan la entrada del leonés en los colegios