viernes 22/10/21

Dos aulas cierran el curso confinadas, con 310 puestas en cuarentena desde septiembre

Los alumnos de dos aulas, una en el Menéndez Pidal de Robles de la Valcueva y otra en el CRA de Villacedré, cerrarán hoy el curso escolar confinados en sus casas después de que Educación las pusiera en cuarentena la semana pasada y el lunes tras confirmar un positivo entre sus miembros. Esta situación se ha repetido en 310 ocasiones en lo que va de curso, con algunas aulas confinadas, incluso, en más de una ocasión y con centros en los que nunca se han cerrado ninguna.

En los colegios e institutos de la provincia de León hay 2.868 aulas, con lo que el confinamiento llega al 10,8%. El primero y el segundo trimestre fueron los más afectados, marcados por los picos más altos de la pandemia. De hecho, el curso arrancó el 9 de septiembre y el día 14, con el fin de semana por el medio, dos aulas ya fueron confinadas en Ponferrada (donde las clases empezaron un día más tarde por las fiestas de la Encina). En esta primera etapa del curso incluso hubo un día en que Educación aplicó esta medida a 16 aulas en la provincia de León. El primer trimestre se cerró con 132 aulas en cuarentena y el segundo, con la temida segunda ola tras las vacaciones de Navidad comenzó con un repunte de casos hasta la mitad de febrero y poco a poco fue en descenso, para cerrar con 154 aulas en cuarentena, un dato superior al primer trimestre. Sin embargo, el efecto de la vacunación comenzó a ser patente y en el tercer trimestre las aulas en cuarentena cayeron a 24 y todas por goteo.

La formación de los equipos covid en los centros educativos, con la coordinación tanto de representantes de la Consejería de Sanidad como de la de Educación, comenzó el curso recibiendo un centenar de llamadas al día para resolver cuestiones vinculadas al coronavirus o consultar qué medidas se debían tomar. Poco a poco las actuaciones se fueron agilizando.

Los niños se acostumbraron a los cambios, que incluían el lavado de manos, parcelas en el patio, mamparas en el comedor, o el uso del gel hidroalcohólico y las mascarillas, o, las ventanas abiertas, incluso en los meses de más frío, para garantizar la ventilación de las aulas.

Dos aulas cierran el curso confinadas, con 310 puestas en cuarentena desde septiembre