jueves 28/1/21
Una alternativa financiera histórica y al alza

Aumentan un 30%, hasta las 15.000, las personas que acuden a la financiación del monte de piedad

Los clientes obtienen el dinero de la joya que empeñan en el momento. JESÚS F. SALVADORES
Los clientes obtienen el dinero de la joya que empeñan en el momento. JESÚS F. SALVADORES

Más de 300 años de filosofía crediticia que apuesta por facilitar financiación favoreciendo la recuperación del patrimonio entregado, y con unos intereses mucho más bajos que los del mercado; con el añadido de que estos beneficios se destinan a fines sociales, educativos y culturales. Y un profundo proceso de modernización y transformación en los últimos años que ha convertido a Montecyl, la entidad de la Fundación Obra Social de Castilla y León (Fundos) que gestiona los montes de piedad de las antiguas cajas de ahorro, en una institución con sistemas de tasación avanzados y actualización permanente de los precios de mercados como el del oro.

Montecyl suma proyectos y novedades que consolidan su sistema como una alternativa financiera más, cada vez más utilizada por personas que requieren liquidez inmediata en un momento puntual pero no quieren deshacerse de su patrimonio. De hecho, el 97% de las prendas entregadas son recuperadas por sus propietarios. 

Más cerca de la filosofía de los microcréditos, aunque cuentan también con operaciones de importante volumen económico, la financiación a través de prendas se consolida como una alternativa a tener en cuenta en coyunturas económicas como la actual. Como lo fue en la anterior crisis económica. «Una coyuntura que pone a prueba un sistema más que centenario (que lleva funcionando más de 300 años, para ser exactos) y que es más eficaz que nunca a la hora de facilitar liquidez a familias, autonómos,... Los montes responden a las necesidades actuales». 

Así lo señala José María Viejo, director general de Fundos, que explica que en los últimos meses el número de clientes que nunca se había acercado a esta forma de financiación ha crecido un 30%. Son en total alrededor de 15.000 personas, de las que una buena parte han acudido a financiarse desde el inicio del confinamiento. Y que están recurriendo a esta forma de obtener liquidez a cambio fundamentalmente de sus joyas, que pueden recuperar cuando quieran, porque consiguen dinero inmediato y sin avales, a bajo interés, con precios de tasación ajustados a los estándares oficiales internacionales, por expertos tasadores y con posibilidad de recuperar el empeño cuando deseen. El volumen de créditos concedidos es de 12 millones de euros en la actualidad.

El importe medio de los préstamos que se dan en el monte de piedad es unos 600 euros, aunque el abanico del valor de los préstamos de tasación es enorme: desde los 50 euros a varios miles de euros.

12 millones
Es el volumen de créditos que tiene concedidos Montecyl.  La media por empeño es de 600 euros

«El perfil del cliente de Montecyl es muy variado, hay usuarios que desde hace años acuden periódicamente a esta fórmula, otros muchos se han acercado ahora porque prefieren convertir sus bienes en dinero temporalmente. También estamos teniendo muchos clientes que acudieron a esta fórmula en la anterior crisis económica, luego dejaron de venir y ahora vuelven a recurrir a ella. Son personas que saben que es una transacción fiable, que no corren los riesgos de otras fórmulas crediticias de estos tiempos, que no arriesgan la propiedad de su patrimonio. Ese trato justo al cliente es lo que hace que esta modalidad de créditos pignoraticio, ahora actualizado y adaptado a los nuevos tiempos, siga perdurando en el tiempo. Es el trato justo a quienes se acercan a nuestras oficinas», explica Ramón Alba, director de Montecyl.

DL26P6F3-20-04-44-1
Las joyas son tasadas por expertos y aplicando los precios diarios del mercado de metales preciosos. DL

DL26P6F4-20-06-36-6
Montecyl apuesta por la educación financiera. DL

Alba incide en que el perfil de cliente actual está muy lejos de los de la situación de necesidad de épocas anteriores, aunque este tipo de personas con dificultades económicas siguen acudiendo a sus servicios. «Ahora la mayoría son personas que acuden para obtener dinero en momentos puntuales, con seguridad y sabiendo que se les da un precio justo».

Ventajas financieras

«El Monte de Piedad es una entidad privada que facilita crédito a las personas con el único aval de su joya. Un servicio financiero más que tiene la ventaja de su inmediatez, porque en 10 minutos el cliente sale de las oficinas con el dinero», señala Viejo. «Son además créditos flexibles, se formalizan por un año sin comisiones de apertura ni de cancelación, y con unos intereses muy bajos. Además, pueden cancelarse cuando se desee».

Respecto al perfil de los clientes, «al ser un microcrédito rápido y asequible con el único aval de una joya, acude todo tipo de personas, desde autónomos que tienen que hacer frente a un pago puntual a amas de casa a las que se surge un imprevisto o una obra en el hogar; incluso estudiantes para pagar la matrícula. Hay situaciones de todo tipo, pero está ya lejos el tópico de la persona necesitada, que también acude. Ahora la mayoría lo ven como una opción financiera sencilla y más ventajosa». 
 En los últimos años las piezas que se admitían en el monte de piedad eran metales y piedras preciosas, además de joyas como relojes. En un paso más hacia la adaptación a los nuevos tiempos, estas instituciones preparan la aceptación como prendas a cambio de las que entregar un crédito objetos como vehículos y aparatos tecnológicos. En el primero de los casos, incluso es posible seguir utilizando el coche y ya se ha desarrollado el mecanismo necesario para ajustar talleres, pólizas de seguro,... 

Legado histórico
Los montes de piedad están propuestos como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Una de las grandes ventajas de estos créditos por tasación es que no es necesario que los clientes aporten estudios de solvencia o garantías personales, el bien que empeñan (y que queda custodiado en las cámaras de seguridad de Montecyl) es la garantía para el dinero que reciben de inmediato. 

En crecimiento

Montecyl tiene actualmente tres centros en la red de Fundos, los de León, Valladolid y Salamanca. Próximamente abrirá una nueva oficina en Burgos, y está pendiente también la expansión de su actividad con apertura de establecimientos en Bilbao y Badajoz.
Montecyl forma parte de la Asociación Española de Montes de Piedad (Presea); y de la Asociación Internacional de Entidades de Crédito Prendario y Social (Pignus), que desarrolla una intensa actividad para la redefinición del modelo de crédito prendario, además de estar volcada en la educación y la inclusión financiera. Además, ha propuesto a los montes de piedad para que sean declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. 

DL26P6F5-20-07-04-3
InverOro es uno de los nuevos servicios. DL

DL26P6F6-20-07-22-9
Una de las oficinas. JESÚS F. SALVADORES

Aumentan un 30%, hasta las 15.000, las personas que acuden a la financiación del monte...
Comentarios