sábado 23/10/21

Autopistas para acentuar el agravio del desarrollo local

León tiene un obstáculo con sus autopistas; habrá pocos territorios que cuenten con tantos kilómetros de peaje en su interior como la provincia de León. Ya han acordado las autoridades que una tasa por circular resulta un agravio inexplicable para los usuarios que lo soportan, para el tejido industrial que necesita de la vía de alta capacidad para comunicarse, para el espacio que conecta con otros lugares. El desarrollo interior de León vive estrangulado por el medio centenar de kilómetros que conecta entre León y Astorga, por el corredor esencial de la 120, que es la arteria que hace palanca en el tránsito del eje este-oeste, León-Ponferrada y los dos núcleos más poblados. La AP-71 es un lastre al nivel de la AP-66, que estrecha las perspectiva competitiva entre León y Asturias con otros territorios del país. La polémica de la retirada de los peajes se acentuó porque se han limitado en otros puntos mientras en esta zona, al contrario, se ha aplicado una subida de tasas al inicio de año. En el mismo momento en el que comienzan a levantarse voces a favor de que las autovías reciban este sistema de pago por circular con el fin de que los usuarios contribuyan con su mantenimiento. El planteamiento aleja más la eliminación de los peajes leoneses.

Autopistas para acentuar el agravio del desarrollo local