sábado. 02.07.2022

La Policía Nacional volvió a detener a un joven neonazi, que ya fue arrestado en agosto por un ataque con artefactos incendiarios a la sede de Podemos en Cartagena el pasado mes de abril, por realizar pintadas y romper cristales en la sede de IU en San Andrés de Rabanedo durante el verano de 2020.

El hombre, de 20 años de edad y residente en una zona de Cartagena, fue identificado como presunto autor de delitos de daños, contra los derechos fundamentales y las libertades públicas, por ataques a las instalaciones deIzquierda Unida en San Andrés en verano del pasado año.

Fruto de las investigaciones realizadas sobre el ataque a la sede del partido político Podemos en Cartagena, agentes de la Policía Nacional iniciaron diversas gestiones para poder determinar si el detenido por estos hechos hubiera participado en hechos similares anteriores, en otras partes del territorio nacional.

Las dependencias de IU en el municipio leonés habían sufrido diversos ataques con daños en cristales y pintadas tales como «Comunistas asesinos», «Al horno», «Comunistas terroristas» o «1488», causando desperfectos valorados en 1.800 euros.

En un primer análisis de las pintadas, los agentes ya pudieron asegurar que fueron realizadas por un individuo de ideología extremista y supremacista.

La investigación giró en torno a un análisis comparativo de los hechos ocurridos en Cartagena con los sucedidos en San Andrés de Rabanedo, por lo que se estudiaron los archivos multimedia extraídos del teléfono del joven neonazi tras su primer arresto y la existencia de posibles testigos.

Recabadas todas las pruebas incriminatorias, la Policía lo detuvo y luego lo puso a disposición judicial.

El autor del ataque a la sede de IU en San Andrés repite ahora en Cartagena