domingo. 27.11.2022

La "avaricia desmedida" de los propietarios de Ovejero provocó la ruptura del acuerdo con Labiana, denuncian los sindicatos

CC OO y UGT mantienen su protesta del jueves y una huelga a partir del próximo  lunes

Representantes de los sindicatos CC OO y UGT, ambos con representación en el comité de empresa de Laboratorios Ovejero, acompañados por asesores de ambas formaciones sindicales y los representantes del Grupo Zendal, convocados todos ellos por el actual CEO de Laboratorios Ovejero, Juan Pablo Ovejero. Dicha reunión ha servido para constatar de forma fehaciente "la irresponsabilidad manifiesta y la avaricia desmedida que nos está demostrando la actual propiedad de Laboratorios Ovejero".

El pasado viernes se daba por cerrado el acuerdo con el Grupo Labiana, que dotaba a la compañía y a los trabajadores de un futuro cierto, fruto del acuerdo con los trabajadores el pasado día 2 de marzo, con la administración pública y con los acreedores financieros. Dicho acuerdo fue roto por Laboratorios Ovejero el pasado domingo, introduciendo un nuevo actor en esta trama, el Grupo Zendal, según informaron los sindicatos en un comunicado.

"En las conversaciones mantenidas no nos han trasladado ningún hecho cierto y relevante, únicamente su intención de subrogación en las condiciones pactadas anteriormente con el Grupo Labiana, lo cual merece nuestro rechazo y crítica, por el aprovechamiento del trabajo y la responsabilidad de este grupo, donde al parecer han primado intereses económicos y particulares, en contra de los colectivos, que ya teníamos pactados", añade el mismo documento.

Ante esta "inseguridad absoluta e irresponsabilidad manifiesta se está poniendo en peligro la continuidad de la empresa y sus empleos, donde salta por los aires un acuerdo, que implica a los representantes de las empresas, a la administración pública y a los acreedores".

El comité de empresa y ambos sindicatos, UGT y CC OO, han decidido convocar una manifestación el jueves a las 19:00 horas, con el siguiente recorrido: salida desde la sede de los sindicatos, Gran Vía de San Marcos hasta Santo Domingo, para finalizar en la plaza de Botines.

"Hacemos un llamamiento a los ciudadanos de León para que nos acompañen en esta protesta ante el desmantelamiento que se está realizando de nuestro tejido industrial, tan maltrecho por decisiones injustas e irresponsables como la que nos ocupa, poniendo en peligro 80 puestos de trabajos directos más unos 120 indirectos. Ahora más que nunca es necesario, imprescindible y urgente defender la industria y el empleo en la provincia de León, no podemos permitir ni un solo cierre empresarial más: el jueves todos a la calle", piden.

Asimismo, y por unanimidad del conjunto de los trabajadores, se ha convocado una huelga de carácter indefinido que se iniciará el próximo lunes día 17 de mayo, con el objetivo de reconducir esta situación a un acuerdo que permita la continuidad de la empresa y el mantenimiento e incremento de los puestos de trabajo, el acuerdo con el Grupo Labiana, dado que el compromiso de la Junta de Castilla y León y los acreedores financieros ya estaba pactado.

La "avaricia desmedida" de los propietarios de Ovejero provocó la ruptura del acuerdo...
Comentarios