viernes. 27.01.2023
LEÓN ■ INFRAESTRUCTURAS

El AVE a León en vía única es la excepción entre la alta velocidad en todo el país

La línea puede afectar a las frecuencias de trenes cuando se abra la conexión con Asturias
Tramo de la línea del AVE a León en vía única, con la plataforma preparada para instalar un segundo conducto. RAMIRO

La conexión de León con la alta velocidad a través de vía única no ofrece visos de cambio. Aunque el sistema se observa ya como un inconveniente a corto plazo, así que se cumpla el calendario, el último, para poner el servicio el enlace del AVE entre la capital leonesa y Asturias, y la demanda de usuarios por este corredor obligue a Renfe a ampliar la frecuencia de trenes. Entonces, esos 85 kilómetros de vía única comenzarán a percibirse como una contrariedad. De momento, resultan una excepción entre la telaraña que teje el mapa ferroviario de la alta velocidad. No hay más ejemplo de trayecto de AVE en vía única, como el tramo que separa León de la provincia palentina, que se explicó por parte de los responsables de Fomento como una urgencia para acelerar la apertura de la línea (en funcionamiento desde el otoño de 2015) y un recurso por la situación financiera, atenazada aún por la crisis. La solución de la vía única permitió reducir costes, aunque también la velocidad por el tramo, que de otra forma, en vía doble, estaba diseñado para superar los 350 kilómetros por hora.

Revocar el resultado de aquella determinación supondría hoy acometer un nuevo proyecto de construcción para la segunda vía. Existe la plataforma, que quedó definida en el estreno de la conexión, pero necesitaría de un proceso de adecuación para restañar el deterioro; invertir en balasto, instalar el carril continuo, traviesas, los puntos de control del sistema de seguridad, el tendido de la catenaria. Una vía nueva en toda la extensión, con el añadido de que la intervención se debe realizar a escasos metros de los raíles que ya están en servicio, y con el agravante de realizar una obra en paralelo a la circulación diaria de trenes que transitan a gran velocidad. Esta circunstancia complica de forma extraordinaria cualquier proceso de construcción del segundo conducto de conexión entre León y Villada y en otra veintena de kilómetros en un punto intermedio del trazado dentro de la provincia palentina. La solución de vía única se planteó por parte de los responsables de Fomento como una modificación provisional del proyecto que se había diseñado para la construcción de la línea de alta velocidad entre Valladolid y León, en el corredor del AVE que conecta la capital leonesa y Madrid, y que fue adjudicado en tres lotes (Valladolid-Palencia; Palencia-Villada y Villada-León).

Desde su estreno, la conexión del AVE con León se resuelve con siete frecuencias diarias, que gestiona sin inconveniente la vía única a través de 85 kilómetros. La incógnita está en como absorberá este tramo el incremento de demanda de usuarios cuando el AVE pase la Variante.

El AVE a León en vía única es la excepción entre la alta velocidad en todo el país
Comentarios