domingo. 26.06.2022

La ayuda de los fondos europeos dispara el interés por el autoconsumo fotovoltaico

La Junta espera una nueva partida de subvenciones tras agotar los primeros 76 M€ en un mes
                      María J. Muñiz, Jorge Jové, José Manuel San Millán y Adrián Álvarez. RAMIRO
María J. Muñiz, Jorge Jové, José Manuel San Millán y Adrián Álvarez. RAMIRO

El fuerte aumento de los precios de la electricidad en los últimos meses ha disparado el interés de las familias y empresas por las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico, que cuentan además con la ayuda de los Fondos Europeos de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Dos circunstancias que han incrementado exponencialmente las consultas de los clientes y el interés por ubicar placas solares para abastecer los hogares y negocios. La evolución de este avance del autoconsumo es el objetivo de un debate organizado ayer por BBVA y el Club de Prensa de Diario de León, en el que participaron Jorge Jové, jefe del Área de Energía Solar del Ente Regional de la Energía; José Manuel San Millán, responsable de Financiación y Sostenibilidad de BBVA en la Regional Noroeste y Adrián Álvarez, gerente de Elagás. Para recuperar la intervención íntegra pinchar en este enlace.

San Millán destacó que la lucha contra el cambio climático es, junto con la transformación digital, una de las grandes disrupciones históricas, y que la economía descarbonizada requiere «actuaciones decididas por parte de todos». El hecho de que los precios energéticos se hayan tensionado implica «la necesidad de avanzar hacia las economías renovables, y dentro de ellas el autoconsumo fotovoltaico está alcanzando mayor protagonismo porque España es un país con muchas horas de sol, «un potencial que hay que aprovechar», es una inversión rentable y cuenta con incentivos que hacen más atractiva la inversión.

Por su parte Jové recordó la Hoja de Ruta de Autoconsumo publicada por el Gobierno, así como la mesa de autoconsumo que la Junta puso en marcha en octubre de 2020. Que contempla actuaciones como modificar la ley de urbanismo para que todas las instalaciones de este tipo se hagan con declaración responsable, y agilizar así las licencias municipales; además de simplificar la tramitación a los instalaciones.

El responsable del Eren recordó que la normativa de autoconsumo se inició en 2005, y tuvo un punto de inflexión en 2018 al suprimirse «el mal llamado impuesto al sol». Sin embargo ha sido el encarecimiento de la energía lo que ha despertado un mayor interés por las instalaciones, que cuentan con el apoyo de los fondos Next Generation. «En un primer momento las ayudas son de 600 millones a nivel nacional, de ellos 38 millones en una primera fase en Castilla y León y hasta 76 en la segunda. El plazo de presentación se abrió el 19 de enero y en un mes se presentaron en la Comunidad 7.755 solicitudes, por 77 millones de euros. Ahora el crédito está agotado, pero la secretaria de Estado ha comprometido habilitar otra partida de 30 millones, dada la avidez de instalaciones».

Por su parte el gerente de Elagás reconoce que este encarecimiento de la electricidad ha disparado la solicitud de estudios y presupuestos. «Un sistema rentable, pero que hay que estudiar caso a caso. El futuro en todo caso es muy prometedor, hay más conciencia y llegará un momento en el que todo el mundo tendrá placas en sus tejados».

La ayuda de los fondos europeos dispara el interés por el autoconsumo fotovoltaico
Comentarios