lunes. 05.12.2022
El alcalde de Valverde de la Virgen, David Fernández, en una fotografía de archivo.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valverde de la Virgen aprobó ayer, con el voto de los nueve concejales del PP, un presupuesto municipal para el 2012 de 3.700.000 euros, «cantidad ajustada a los ingresos fijos y garantizados», según el alcalde, David Fernández. Las cuentas para este año reflejan una reducción de 800.000 euros con respecto al anterior presupuesto, prorrogado desde el 2008. En la sesión de ayer, convocada con carácter urgente y extraordinaria, se aprobó también el plan de ajuste. La deuda reconocida es de 3.200.000 euros que se deben a 80 proveedores, que empezarán a cobrar en mayo, según el alcalde, que cifra en 710.00 euros la deuda con el banco, «que tendramos amortizado en el 2013».

Las cuentas se aprobaron con la ausencia de los dos concejales del PSOE, que abandonaron la sesión al considerar irregular la convocatoria ya que fueron convocados a las 19.30 horas del jueves sin que se les facilitara ningún documento para su estudio, según la oposición. Además, los socialistas critican que el plan de ajuste y los presupuestos no han pasado por una comisión de cuentas.

Aunque la postura de la UPL era la de la abstención, uno de los concejales ha votado en contra, «Es posible que tengamos que recurrir judicialmente algún punto y para eso debemos votar en contra», asegura Néstor Santos.

El plan de ajuste contempla eliminar las horas extraordinarias de los trabajadores municipales, que ascienden a 115.000 euros anuales, y sustituirlas por días de descanso.

Deuda

El alcalde presentó ayer unas facturas en las que reconoce una deuda de 3.300.000 euros a 80 proveedores municipales. El 50% (1.600.000 euros) se deben a Urbaser y Alsa.

Valverde de la Virgen ha recurrido a los créditos ICO del Ministerio de Hacienda. Hasta el 2014, el Ayuntamiento pagará entre l50.000 y 140.000 euros cada año en intereses. Será en la próxima legislatura cuando el equipo municipal empiece a devolver el crédito, con una media de 45.000 euros anuales durante diez años. El alcalde asegura que «de momento» no se va a prescindir de personal, ni se van a aumentar las tasas municipales, «que sólo subirán el IPC». Sí subirá el tipo impositivo del IBI, del 0,60 al 0,63, «por imperativo legal», asegura el alcalde. Esta subida no gusta a la oposición. El concejal de la UPL, Néstor Santos critica el incremento «pretenden recaudar más por el IBI, y como venimos defendiendo en estos últimos años, el IBI que se paga en Valverde desde que gobierna el PP es abusivo, por lo que hemos pedido la rebaja del mismo».

La concejala socialista, Inmaculada Larrauri, asegura que se ausentaron del pleno porque «supondrá la ruina y el endeudamiento del Ayuntamiento como nunca lo había sido, ya que el Plan Montoro sólo supone un negocio para el Estado al elevar un 5% la deuda con el interés que han de pagar los Ayuntamiento».

El alcalde califica de «tremenda desconsideración y falta de respeto hacia los proveedores que tienen que cobrar» la actitud de los concejales socialistas «que tomaron la decisión de no aprobarlos y posteriormente de marcharse del pleno».

El Ayuntamiento debe 3,3 millones de euros a 80 proveedores municipales
Comentarios