martes 20/10/20
Pleno municipal

El Ayuntamiento evita que el contrato del bus urbano con Alsa se prorrogue otros diez años

Diez, ayer en una votación del Pleno. FERNANDO OTERO

El Pleno municipal extraordinario del Ayuntamiento de León resolvió en apenas quince minutos, con todos los puntos apoyados por unanimidad, «una deuda histórica» y un posible problema. Con todos los grupos de acuerdo, el consistorio aprobó de manera definitiva la relación de bienes y derechos a expropiar en la primera fase de la Ronda Interior, con la que se activa el proceso, y ratificó los estatutos de la mancomunidad de interés general sin incluir entre los servicios el transporte urbano, lo que hubiera hecho que se prorrogase de manera automática el contrato con Alsa durante otros diez años más.

La aprobación urbanística permite que tenga continuidad el procedimiento expropiatorio de la manzana definida por las calles Fernando I y Alfonso el Justiciero. El acuerdo contiene las 21 fincas de la primera fase, que abarca desde la mitad de las calles hasta el entronque con La Palomera. La declaración, que se sucede después de que se quedara obsoleta la realizada en el año 2000, abre ahora un plazo de 15 días para que los propietarios entreguen su valoración con el objetivo de resolver la expropiación por mutuo acuerdo. En ausencia de esta contestación o si el Ayuntamiento considera desajustada la petición se irá a un justiprecio.

Las expropiaciones se complementarán con la segunda fase. La suma de las fincas permitirá derribar toda la manzana para construir la ronda. La vía conectará El Espolón con La Palomera para dar continuidad, tras atravesar Monja Etheria, al trazado que va por las avenidas Príncipe de Asturias y Universidad. Como consecuencia, se peatonalizarán las calles Carreras y Los Cubos. En total, la intervención rondará los 6,25 millones de euros entre el coste de los terrenos y las intervenciones urbanísticas.

La misma sintonía refrendó el acuerdo de estatutos de la mancomunidad. León tiene ahora las manos libres para negociar, junto a la Junta, un contrato del transporte metropolitano, pero no podrá hacerlo hasta que acabe la concesión actual de Alesa, filial de Alsa, que vence en diciembre de 2021.

El Ayuntamiento evita que el contrato del bus urbano con Alsa se prorrogue otros diez años
Comentarios