martes 15.10.2019
Urbanismo

El Ayuntamiento licita en 47.000 € los semáforos para poder multar en Ordoño II

Imagen de la entrada a Ordoño desde Guzmán. MARCIANO PÉREZ.
Imagen de la entrada a Ordoño desde Guzmán. MARCIANO PÉREZ.

La puerta para el control de la semipeatonalización de Ordoño II se prepara para adecuarse al mismo nivel que el casco histórico. El Ayuntamiento de León tiene ya preparados los pliegos para sacar a licitación el contrato de suministro de los semáforos de vigilancia que velarán por el cumplimiento de la restricción del tráfico. El encargo cuenta con un presupuesto base de 47.000 euros por los ocho dispositivos, que se conectarán a la misma central de gestión que tiene el consistorio para el resto de la red municipal.

 

La necesidad de cumplir con los plazos de la tramitación administrativa demorará la puesta en funcionamiento de los equipos hasta el mes de noviembre, como muy pronto. Los semáforos se ubicarán no sólo en la entrada por la plaza de Guzmán, sino también en los otros siete accesos a la avenida: Juan Lorenzo Segura, Villafranca, El Carmen, Alcázar de Toledo, Alfonso V, Gil y Carrasco, Capitán Cortés y Villafranca. En total, ocho equipos que controlarán a los vehículos que infringen la restricción de paso, que no afecta tan sólo a los autobuses públicos, los taxis, los usuarios de los garajes de la zona y los coches y motos de carga y descarga, pero sólo dentro de los horarios establecidos para cumplir con sus labores, como sucede en ya en el casco histórico. Fuera de este cuadro general cabe la opción de permisos específicos visados por la Policía Local.

 

El modo de funcionamiento será idéntico al que regula los accesos al casco histórico. Las cámaras actúan como lectoras de las matrículas los vehículos que entra a la avenida por cada uno de sus accesos. Si el número está identificado entre los que cuentan con permiso para poder circular, como los usuarios de los garajes de la zona, no actúa, mientras que si se trata de una identificación ajena transmite el mensaje de manera directa a la central de gestión de las sanciones. Sin necesidad de que haya un agente para parar al infractor, tras las revisiones se cursa la multa de 90 euros.

 

Más allá de la factura que tendrá que asumir la administración municipal por el suministro de los ocho semáforos lectores de matrículas, la incorporación al sistema de gestión no supondrá muchas modificaciones. Los equipos entrarán en la misma plataforma que están las 13 cámaras de accesos al casco históricos, las 23 de videovigilancia repartidas por la ciudad antigua y los puntos conflictivos del tráfico en la ciudad, la red semafórica y los cuatro semáforos de foto rojo y el radar; un contrato por el que el Ayuntamiento de León abona a la empresa Kapsch Traficcom SLU (antigua Telvent) 588.210 euros anuales.

 

Mientras se resuelve la entrada en funcionamiento de las cámaras en la avenida, el control de acceso continuará con la dedicación específica por parte de agentes de la Policía Local. A pesar de que la señalización deja claro que es una vía de entrada restringida al tráfico, la costumbre hace que aún haya conductores que, por desconocimiento o no, intentan cruzar por la vía para llegar a Santo Domingo. A la vez que se han modificado sobre las marcha algunas de las marcas viarias que había en la calzada, donde se refleja que la velocidad máxima es de 10 por hora, el consistorio ha puesto un medidor de aforos en el cruce de Alfonso V para contar cuántos coches atraviesan hacia Gil y Carrasco. Aun puede haber más modificaciones para ajustar la semipeatonalización.

El Ayuntamiento licita en 47.000 € los semáforos para poder multar en Ordoño II