jueves 29/7/21

El Ayuntamiento prepara ya el nuevo contrato de privatización de jardines

Acciona gestiona desde el año 2009 el mantenimiento con una factura anual de 3,78 M€
La conservación y el mantenimiento de los espacios verdes del Ayuntamiento de León está en manos de Acciona. FERNANDO OTERO

El plazo vence y, sin intención de volver a asumir a los trabajadores dentro de la nómina municipal como personal propio, el Ayuntamiento de León prepara ya el nuevo contrato de mantenimiento jardines. El equipo de gobierno del PSOE seguirá con la fórmula de la privatización del servicio que inauguró en 2009, en su anterior etapa de mando. Ahora, con el mantenimiento y conservación de infraestructuras recién privatizado, los rectores socialistas del consistorio asentarán el modelo de funcionamiento que apuesta por la externalización en manos de empresas privadas.

El interrogante, por el momento, se centra en si el equipo de gobierno del Ayuntamiento de León agrupará en un solo contrato los tres en los que tiene repartidas por ahora las diferentes zonas de la ciudad. El mayor suma una factura de 2,9 millones de euros, pese a que comenzó en 3,5 millones de euros, y abarca la gran mayoría de zonas verdes del municipio. La encomienda se ajusta a los pliegos de contratación que impulsó el PSOE en 2009, cuando gobernaba junto a la UPL, y que se adjudicó por cuatro años con opción a dos prórrogas de una anualidad cada una. Cuando finalizó el compromiso se volvió a sacar, por la misma duración, que termina ahora, después de 12 años en los que los jardines de la capital leonesa han estado atendidos por Acciona.

La empresa privada, que se hizo con la adjudicación en los dos concursos sucesivos, tiene también el que abarca las zonas al oeste del río Bernesga. Este área quedó en 2009 en manos de los jardineros que se mantuvieron en la nómina municipal cuando se privatizó el servicio, pero sus progresivas jubilaciones y adecuaciones en diferentes labores, sin que se sustituyeran las bajas, hicieron que fueran insuficientes. Para suplir estas carencias, el consistorio primero aprobó una ampliación en 2014 y luego, en enero de 2018, se sacó un contrato independiente en el que incluía el mantenimiento del mobiliario de estos espacios y de las fuentes ornamentales.

Sumadas las dos cuentas, el Ayuntamiento de León abona cada año a Acciona 3.780.000 euros, de acuerdo a la partida contenida en los presupuestos municipales. Sobre esta cifra se trabaja de partida para la definición del nuevo contrato, en el que se quiere abaratar la factura. Por encima queda otra gasto de 35.700 euros que se apunta a favor de Asprona dentro del compromiso restringido para centros sociales con el que se atiende el parque del Chantre, junto al centro comercial El Corte Inglés.

Los pliegos del concurso deberán recoger la obligación legal de la adjudicataria de asumir a la plantilla de trabajadores. Con independencia de la empresa que se haga con el servicio tendrá que contar con los 110 empleados de media, que bajan en las épocas de parón estacional.

El Ayuntamiento prepara ya el nuevo contrato de privatización de jardines