viernes. 27.01.2023
Asuntos municipales

El Ayuntamiento prepara un plan de choque contra los daños de las riadas

Los técnicos estudian si es necesario demoler la pasarela peatonal cercana a San Marcos
La pasarela cercana a San Marcos acumula todavía la maleza atrampada en la estructura antes de Navidad. MARCIANO PÉREZ

Las crecidas de los ríos en las últimas semanas de diciembre dejaron unas cicatrices que todavía son visibles en la ciudad. No sólo en las riberas del Bernesga y el Torío, donde los desperfectos y faltas en el mobiliario son identificables a simple vista, sino sobre todo en las pasarelas peatonales que tuvieron que sufrir la fuerza de las riadas y han visto comprometida la estabilidad de sus estructuras. A mayores, se apuntan los baches que, entre el agua y las heladas que han seguido al temporal, siembran de agujeros las calzadas del municipio. No hay una contabilidad cerrada todavía, pero los técnicos ya trabajan en la definición de un documento en el que se detallen todos los daños para acometer un plan de choque de manera inmediata.

El principal problema que tienen los profesionales del consistorio sobre la mesa afecta a las pasarelas. Los efectos de las crecidas han hecho que la estructura que se encuentra más cercana al puente de San Marcos, donde se acumulan aún los restos de maleza y maderas atrampados desde hace semanas, tenga problemas de estabilidad. Ya había perdido parte de los elementos de sujeción en semanas anteriores, pero el temporal de diciembre acabó esta vez con las barandillas laterales que dan seguridad a los peatones al cruzar. No es la primera vez que sucede, sino que ya hubo que reponer estas piezas después de las riadas de abril de 2014. Aunque en esta ocasión lo más grave queda bajo el agua, como ya han podido atisbar los técnicos, que advierten de que uno de los pilares parece que se ha descalzado. Si se confirma que el daño llega hasta este extremo, habrá que demoler la pasarela completa, como ya pasó con la que había aguas abajo del Palacio de los Deportes, en el entorno de la plaza de toros, que sufrió daños en el invierno de 2002 y fue casi arrasada por una crecida en octubre de 2006. El Ayuntamiento decidió al final derribarla cuatro años más tarde, en el otoño de 2010, sin que haya sido repuesta.

En 2010 ya se derribó la pasarela junto a la plaza de toros, que se dañó en 2006 y no se repuso

Junto con estos daños más llamativos, que además se estima que serán los más cuantiosos, ya hay otros que tendrán una factura importante. En la confluencia de los dos ríos, la crecida de los caudales llegó a inundar una amplia franja de terreno. El arrastre del agua hizo que se haya perdido la zahorra compactada que había para dar consistencia a las sendas peatonales, por lo que tendrá que ser repuesta.

Al lado de estos desperfectos se anotan los bancos, señales y demás elementos del mobiliario que han sufrido desperfectos, sobre todo en el Bernesga, así como la fuente con luces de diferentes colores cercana al puente del Almirante Martín Granizo, donde la inundación dañó la sala de llaves y afectó al funcionamiento de la instalación.

Entre los daños hay bancos, instalación de fuentes, señales y firme de los paseos peatonales

El remate queda para la limpieza de los pasillos peatonales, que entran dentro del contrato con la concesionaria de jardines y no supondrá gasto. El resto tendrá que salir de los fondos propios, salvo que se demuestre que hubo negligencia por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) o se llegue a un acuerdo con el organismo regulador de cuenca.

Álvaro López Núñez es una de las calles donde han aparecido baches.MARCIANO PÉREZ

Álvaro López Núñez es una de las calles donde han aparecido baches.MARCIANO PÉREZ

Sin cobertura del plan de asfaltado

El plan de asfaltado se cerró en noviembre con las últimas certificaciones. Ahora, el Ayuntamiento está pendiente de licitar un nuevo contrato, que no entrará en vigor como pronto hasta el segundo semestre. El vacío hace que el bacheo necesario para atender los daños tenga que hacerse con el plan de choque y la labor de las brigadas municipales.

El Ayuntamiento prepara un plan de choque contra los daños de las riadas