sábado 5/12/20
Consecuencias de la pandemia

El Ayuntamiento reubica a los monitores deportivos en la desinfección de colegios

El plan de reasignación de los fijos discontinuos no logra cubrir la demanda de personal que reclamaba el servicio
Imagen de una de las últimas bancadas de préstamo de bicicletas, junto al Ente Regional de la Energía, en Eras. FERNANDO OTERO
Imagen de una de las últimas bancadas de préstamo de bicicletas, junto al Ente Regional de la Energía, en Eras. FERNANDO OTERO

Sin actividades deportivas, ni de ocio comunitario, el Ayuntamiento de León reorganiza a sus trabajadores fijos discontinuos para darles actividad, en lugar de que tengan que irse de excedencia. La reagrupación permite al consistorio además cubrir las necesidades de apoyo a limpieza y desinfección de los colegios públicos obligada por el covid. Al nuevo destino se han apuntado ya 31 empleados públicos que se habían quedado sin función y, por decisión propia, de manera voluntaria, se reenganchan a este servicio para continuidad a sus nóminas.

En total, la organización de los fijos discontinuos del Ayuntamiento de León agrupa a un total de 38 personas, de acuerdo a los datos ofrecidos por los sindicatos. Dentro de esta bolsa, 31 de los empleados públicos se encargan ya de las tareas de apoyo a la limpieza y desinfección de los colegios públicos del municipio, cinco entran en la lista de conserjes de instalaciones municipales, como el palacio de Exposiciones y el palacio del Conde Luna, y dos más se apuntan como auxiliares administrativos para reforzar el servicio de Hacienda, en el edificio central de Ordoño II.

Servicios
La recolocación cubre 31 plazas en la limpieza de los colegios, 5 de conserjes y 2 administrativos

Los trabajadores provienen en su mayoría de las escuelas deportivas municipales. La falta de actividad de este servicio hace que 38 personas se quedaran sin funciones, al igual que les sucedió a 7 empleados del programa de ocio comunitario y 4 de la escuela de música, danza y artes escénicas. La suma asciende a 49 personas, de las cuales 38 optaron por la reasignación, mientras que el resto optaron por la excedencia.

La reordenación parte de un acuerdo alcanzado por el equipo de gobierno con los sindicatos que forman parte de la mesa de negociación. En este núcleo, al que se sumaron también los partidos políticos sin que hubiera ningún voto discordante, se pactó el sistema para la recolocación de los fijos discontinuos. El reparto se ordena a partir de la lista de necesidades planteadas por los responsables de los diferentes servicios. Aunque no se cubren todas.

Abierto
De los 49 afectados 11 han optado por pedir la excedencia en lugar de aceptar la reubicación

El trabajo de definición de carencias mostró que el mayor déficit laboral se encuentra en los servicios de limpieza de interiores, donde se reclamaron 38 plazas. Han quedado sin cubrir 7, después de que algunos optaran por la excedencia en lugar de apuntarse a la desinfección de los colegios públicos. Sus labores no serán análogas a las de los integrantes de este servicio, que continuarán con las tareas más específicas, mientras que los nuevos desempeñarán trabajos de apoyo, como expusieron desde el equipo de gobierno a los sindicatos.

La amplitud de las revindicaciones dejan además sin atender muchas de las peticione. Entre ellas, las 10 plazas que se solicitaban para las instalaciones deportivas, de las cuales apenas dos han conseguido ocupante gracias a la reubicación de los operarios que se alineaban en el parque infantil de tráfico y que cuentan con contrato indefinido no fijo. Pero no son las únicas que presentan vacío. No habido respuesta suficiente demanda para cubrir otra decena de plazas que habían sido pedidas desde los servicios sociales. En todos estos casos, la solución ha pasado por redistribuir el trabajo entre los que hay en plantilla.

El compromiso hace que los monitores continúen con las mismas nóminas que tenían hasta el momento, sin posibilidad de ampliar el número de horas para no alterar la masa salarial. Al igual que le sucede a los 11 que optaron por acogerse a la excedencia, todos los fijos discontinuos que han variado sus funciones lo hacen conforme a un acuerdo en el que se establece que se mantendrán en el nuevo puesto durante los próximos cuatro meses y, si continúa la suspensión de las actividades extraescolares, hasta la finalización del curso escolar. Superado este plazo, recuperarán su ubicación, aunque en el caso de que la restricciones pandemia se prolongaran cabría la opción de volver a repetir la fórmula de reasignación laboral.

El Ayuntamiento reubica a los monitores deportivos en la desinfección de colegios
Comentarios