lunes 28/9/20

Los ayuntamientos podrán poner sus remanentes a disposición del Gobierno

La medida sale adelante en la Federación de Municipios sólo con los votos a favor del PSOE
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero. KIKO HUESCA
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero. KIKO HUESCA

La Federación de Municipios y Provincias (FEMP) aprobó ayer lunes el documento de Hacienda que permite a los ayuntamientos utilizar el superávit con el único voto a favor del PSOE, ya que tras generarse un empate, éste se rompió por el voto de calidad del presidente, el socialista Abel Caballero. La propuesta de Hacienda no concitó consenso como es habitual en los acuerdos de la FEMP. La Junta de Gobierno logró un empate: 12 votos socialistas a favor y 12 en contra (10 del PP, uno de Cs y otro del PdeCat); la abstención de IU-Podemos y el empate generado permitió recurrir al reglamento y el presidente y regidor socialista inclinó la balanza hacia el acuerdo.

El hecho de que el acuerdo no preste suficiente atención a los municipios sin remanentes llevó a votar en contra a PP, Cs y PdeCat, mientras que IU-Podemos optó por la abstención al entender que se habían introducido mejoras en el texto y esperaban seguir avanzando en la tramitación parlamentaria. El acuerdo llega tras semanas de negociación entre Hacienda y la cúpula de la FEMP para aprobar un documento que permita a los ayuntamientos usar el superávit y salvar la legislación actual que les impide, con carácter general, emplear sus remanentes de tesorería.

El texto aprobado ofrece a los ayuntamientos que pongan sus remanentes a disposición del Estado una aportación de los Presupuestos Generales del Estado de 5.000 millones de euros a fondo perdido e incorpora una «resolución política» de última hora que atiende a las entidades locales sin liquidez, uno de los puntos de más reivindicados por las formaciones políticos. Según esa resolución, se crea un grupo de trabajo en la Comisión de Hacienda de la FEMP encargado de proponer medidas y actuaciones dirigidas a los gobiernos locales sin remanentes y con problemas de financiación local, además de un «seguimiento detallado» en el ámbito local de la distribución de recursos procedentes de los fondos europeos.

Beneficio al mundo rural

El acuerdo mantiene la propuesta de transferir a los ayuntamientos 2.000 millones de sus remanentes este año y 3.000 millones el que viene, y se compromete a la devolución del cien por cien de lo entregado en diez años, a partir de 2022. El acuerdo entiende que los ayuntamientos podrán usar este dinero en actuaciones que se desarrollen en el ámbito de la agenda urbana, movilidad sostenible, cuidados de proximidad y cultura al objeto de que las entidades locales tengan un papel destacado en la reconstrucción del país tras la emergencia sanitaria.

El vocal de la Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León y alcalde de Boca de Huérgano, Tomás de la Sierra, defiende que el acuerdo «beneficia sobre todo al mundo rural» y pero señaló que los «ahorros son de los vecinos y no se pueden tocar, los tenemos para casos de emergencia, económica o sanitaria y no se pueden tocar».

Los ayuntamientos podrán poner sus remanentes a disposición del Gobierno