sábado 27/11/21
El nuevo consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno. DL

El nuevo consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno, reconoció que la entidad «tendrá que seguir actuando sobre sus costes» para ganar en eficiencia y compensar la caída de ingresos. «Daremos más visibilidad sobre esto en el próximo plan estratégico del 28 de mayo».

Así se pronunció ayer el ejecutivo en su primera presentación de resultados trimestrales del banco, sin querer referirse explícitamente sobre ajustes de redes o plantillas. Sabadell no ha descartado más recortes después de que acabe de materializar la salida de 1.800 trabajadores.

La entidad ha comenzado a encauzar su camino con un beneficio de 73 millones de euros en el primer trimestre. La cifra aún está por debajo de los 94 millones del mismo periodo del año anterior, cuando realizó fuertes dotaciones frente a la pandemia. No obstante, González-Bueno ha calificado el ejercicio como un periodo marcado «por un excelente resultado de la actividad comercial, un ejercicio de contención de costes y un incremento de la inversión crediticia, atendiendo las necesidades de familias y empresas». Las acciones del banco repuntan a estas horas casi un 9%.

Segundo trimestre

La materialización del plan de eficiencia en España tendrá un impacto positivo de 141 millones

El ejecutivo del Sabadell hizo especial referencia a que «nuestro negocio en Reino Unido nos ha dado buenas noticias, con un aumento de la actividad comercial y la vuelta a beneficios de nuestra filial TSB, que contribuye así de forma positiva a las cuentas del grupo». Después de tres años restando al grupo, la filial británica del Sabadell obtiene un beneficio neto de 10 millones de euros en el primer trimestre, aportando a las cuentas del banco dos millones de euros.

A pesar de la intención mostrada en varias ocasiones para vender el negocio británico, Sabadell apunta ahora a un futuro con TSB —subsidiaria de Banco Sabadell— integrado en la estructura de la entidad financiera. «No tenemos intención de desinvertir ni en TSB ni en la filial de México, al menos en el corto plazo», aclaró César González-Bueno.

Con cobertura

Los activos problemáticos a cierre de marzo de 2021 muestran un saldo de 7.507 millones de euros

Por su parte, el CFO de Sabadell, Leopoldo Alvear, destacó que «las actuaciones recientes realizadas en el cuarto trimestre del pasado año han mejorado el perfil de riesgo del banco, que está en línea con nuestros comparables del sector». Además, remarcó que «prevemos una mejora de los resultados en España gracias a la buena evolución esperada de las líneas de ingresos y el impacto positivo del ahorro costes a partir del segundo trimestre». Los activos problemáticos a cierre de marzo de 2021 muestran un saldo de 7.507 millones de euros, de los que 6.127 millones activos dudosos y 1.373 millones activos adjudicados. La cobertura de activos problemáticos se sitúa en el 52,8%, y la cobertura de los activos adjudicados en el 37,0%, mejorando así con respecto al trimestre anterior. La ratio de morosidad del grupo se sitúa en el 3,7%, mejorando en la comparativa interanual respecto a 2020.

Banco Sabadell gana 73 millones y la subsidiaria TSB vuelve a beneficios