miércoles. 29.06.2022
                      Homenaje a los caídos en acto de servicio. RAMIRO
Homenaje a los caídos en acto de servicio. RAMIRO

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, se comprometió ayer a no cerrar ningún cuartel de la Guardia Civil en la provincia, cuantificó en 58 millones de euros las inversiones en este ámbito correspondientes al programa ‘España puede’ para la Comunidad Autónoma, celebró el aumento de un 25 % en las retribuciones de los agentes «desde que gobierna Pedro Sánchez» y señaló que a la provincia de León han llegado 100 nuevos policías y guardias en este periodo, que suman 2.000 efectivos entre los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Barcones se pronunció en estos términos durante el acto de celebración del 178 aniversario de la Guardia Civil, que tuvo lugar ayer en la Comandancia de León,, con la presencia de las principales autoridades de la vida pública leonesa.

La delegada cifró en 31 las infracciones penales por cada 100.000 habitantes en la comunidad, cuando la tasa nacional es de 41 y la europea de 70. La criminalidad se redujo siete décimas por año pasado con respecto a 2019 y en Leon un 4,5 %: «Vivimos en una comunidad segura«, afirmó la delegada.

«Por eso puedo afirmar con toda rotundidad que no vamos a cerrar ningún cuartel, sino que vamos a seguir trabajando para reforzar vuestra presencia», dijo a los guardias. «Ahí están los esfuerzos que han hecho no pocos pueblos y la Diputación Provincial para mantener los cuarteles, esas casas de las que emana paz y tranquilidad para todos los ciudadanos de bien».

Tras cuatro años de incrementar las ofertas públicas de empleo, hay ya 152.000 agentes, un 7,3% más. También se va a renovar la flota de vehículos para mejorar su eficiencia energética. Son 10.500 efectivos más en España, 700 en la comunidad y un centenar en la provincia, que suman 2.000 agentes entre ambos cuerpos. También «se ha invertido en mejorar las condiciones de los centros de trabajo y de los pabellones. El plan de infraestructuras del ministro Marlaska ha dotado 600 millones para la reforma y construcción, por importe de 46 millones en la autonomía. Se dedican a nuevos cuarteles y comisarías. La mejora de la eficiencia energética recibe 58,6 millones de euros para 59 actuaciones, seis de las cuales corresponden a León «con nueve millones», detalló.

La tasa de criminalidad ha descendido 4,3 puntos según Barcones, que felicitó a los condecorados.

Por su parte, el general Del Castillo anunció la puesta en marcha de un plan de acción para el personal retirado del cuerpo. «Tenemos que ser un referente social en el tratamiento del personal retirado, queremos fomentar un sentimiento de crecimiento personal, fortalecer los vínculos, plasmar la imagen de los retirados como un ejemplo y conseguir una mayor motivación del personal en activo. No podemos olvidar de dónde venimos. Tenemos que escucharles con respeto porque son un valioso eslabón de esta cadena que empezó a forjarse en 1844», dijo.

Luego en una comparecencia ante los medios de comunicación, se mostró reivindicativo hacia la delegada: «Es cierto todo lo que ha dicho, pero no es menos cierto que veníamos de una inercia de falta de plantilla. Es un paso, pero es solo un paso cuando queda un largo camino. No es un sprint, es una carrera de fondo y hace falta un esfuerzo sostenido a lo largo de varios años», dijo. «Tenemos notables carencias en las viviendas de nuestro personal, pero estoy seguro de que se hará un esfuerzo titánico para corregirlo, se lo he pedido a mi delegada. Tenemos 1.000 plazas vacantes, pero contrariamente a lo que se piensa, queremos priorizar la calidad por encima de la cantidad. Formar un guardia debidamente exige un periodo de dos años de experiencia».

Fueron condecorados Enrique Fernández, médico del servicio de asistencia sanitaria de la XII Zona Guardia Civil de Castilla y León, Rubén Sande, Jefe de la Unidad de Protección Civil de la Delegación del Gobierno de Castilla y León y Boni Alvarez, Jefe del Grupo GICO de Villahierro.

Barcones se compromete a no cerrar ningún cuartel de la Guardia Civil