jueves 26/5/22

Un proceso de bloqueo de billetes en la compañía ferroviaria siempre es un augurio de cambios.

La cascada de novedades que parecían previstas para este inicio del mes de mayo se retrasaron un mes, así , de golpe, en un a variables con causas que se reserva la compañía.

No obstante, en el entorno de la empresa, entre sus estamentos de empleados y cuadros laborales de la compañía, se relaciona al situación de movimientos en la oferta comercial para principios de junio con la inclusión de nuevas composiciones para cubrir trayectos inéditos por la línea de alta velocidad, entre el norte y el mediterráneo, con Madrid de por medio, y sin incidir en la frecuencia de la marcha como podía ocurrir hasta ahora, sin la solución técnica del Chato, entre Atocha y Chamartín, o las autopistas ferroviarias de Torrejón de Velasco. Santander-Alicante; o el Gijón-Castellón (que ya está operativo pero con cambios notables en el manejo y en el tiempo de trayecto) son algunas de las combinaciones que se dan por hecho en ese trasiego por la línea de alta velocidad con trenes Alvia; y tras ese bloqueo de billetes que quedará atrás con nueva oferta se supone que está también la conexión del AVE entre León y Alicante, función para la que se ha emprendido la preparación de los maquinistas que deben dar continuidad al tren más allá de la capital de España.

Se verá en las nuevas mallas de circulación que se preparan con motivo de los cambios de horquillas horarias y destinos que asoman en temporada de verano a las vías; el bloqueo de billetes parra esos primeros días de junio no guarda relación, según fuentes consultadas próximas a la compañía operadora, con la supresión de frecuencias, que habitualmente se relaciona en algunos círculos políticos este fenómenos de imposibilidad de reserva o compra de tickets en los trenes afectados.

A la recuperación de frecuencias de trenes se le supone ahora un anexo por la creación de nuevos enlaces.

Billetes bloqueados a principios de junio