miércoles. 06.07.2022

En todo el periodo de adaptación que tiene por delante, hasta que alcance el punto de máxima producción previsto, Coated Solutions León multiplicará por cuatro el área del recinto industrial que heredó de Vestas, hasta acercarla a las cuatro hectáreas de extensión. Sumarán un espacio siderúrgico y uno complementario de logística, para poner en circulación toda la producción transformada de la materia prima acerera que llegará principalmente por el puerto gijonés procedente del mercado del acero de importación más competitivo en precio, el turco y el chino.


Se fijan 520.000 toneladas de bobinas de acero galvanizado, que emplea de forma habitual la industria del automóvil, también base esencial para la obtención de bobina precalada que tiene mercado en la fabricación de electrodomésticos o muebles, o estructuras metálicas. Desde este proceso de transformación Coated León podría abordar una amplia parte de la tarta del suministro de este sector en el mercado nacional y en el mercado portugués.


Las administraciones concertaron con los responsables de Network Steel un calendario de actuaciones imprescindibles para asentar el negocio acerero en el alto Páramo; la segunda, después de apuntalar con ayudas la instalación de la factoría, es la de desplegar una línea ferroviaria que permita la salida de mercancía desde el polígono a la red del ferrocarril.


Ya hay sobre la mesa, disponibles para acometer la inversión, cerca de un millón de euros que se van a destinar a un apeadero provisional para carga y descarga de mercancías; entre tanto, los pasos burocráticos y administrativos avanzan hacia lo acordado y comprometido por las autoridades del Gobierno y la Junta con la empresa: la declaración de impacto ambiental del proyecto de la nueva vía, hoy ya en exposición pública, se superó sin inconvenientes; el acero está en puertas.

Bobina galvanizada con destino a la industria del automóvil