sábado 28/5/22
                      Las protestas se suceden en Trobajo del Camino cada viernes desde hace muchas semanas. FERNANDO OTERO
Las protestas se suceden en Trobajo del Camino cada viernes desde hace muchas semanas. FERNANDO OTERO

Entre las dos variantes que aplica el Adif, el Gobierno, para la relación del tren con las ciudades, la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo también prefiere la de Montcada, que es soterrar; no los pasos elevados, que soliviantan a la población de Trobajo del Camino, agrupada en torno a una plataforma vecinal de respuesta a esta solución de la vía en superficie y los puentes y las pasarelas. «Nosotros seguimos reclamando para San Andrés del Rabanedo, como llevamos haciendo desde que en 2014 se decidiera paralizar el proyecto por parte del PP, que se retome el proyecto ideado en 2004 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero», explicó ayer Camino Cabañas a este periódico, al hilo de la muestra de agravio que el Gobierno del PSOE y el Ministerio de Transportes acaba de ofrecer en torno a la demanda del soterramiento del tren en este perímetro urbano de León, en la salida norte de la vía de alta velocidad a Asturias, que se mantiene cosido por puentes en vez de deprimir la vía, como ha concedido en la localidad barcelonesa de Montcada. La alcaldesa de San Andrés ve opciones de que se lleven a cabo las demandas vecinales, que asume el Ayuntamiento, que son las de los habitantes afectados por una traza del tren que se ven amenazadas por la dimensión de estructuras que no solo no se van a derribar, que crecerán en los próximos meses. «Lo mismo que en el caso de Montcada hay posibilidades económicas para poder acometer la integración del ferrocarril, aunque desconocemos exactamente las condiciones del proyecto y cómo se han dado, cuando tengamos la nueva reunión con el Ministerio, de la que estamos esperando una fecha, trasladaremos nuestra reivindicación apoyándola en que es posible», avanzó ayer Camino Cabañas.

La plataforma vecinal por el soterramiento de Trobajo denunció las dos varas de medir del Gobierno en cuanto a tratar este conflicto de movilidad que supone una vía de un tren en mitad de una ciudad.

Con el matiz de que a Trobajo se le ha explicado que falta dinero para cometer una obra que en Montcada se cifra en 565 millones.

Cabañas espera otra reunión con el Gobierno para liquidar las pasarelas