miércoles 25/5/22
Tradiciones

Las Cabezadas alcanzan por fin un acuerdo: “Hace falta la paz en Ucrania”

El debate en torno a la condición libre u obligatoria de la oferta vuelve a quedar en tablas como todos los años
Vera López, concejal de Bienestar Social, durante su intervención. MARCIANO PÉREZ

Las Cabezadas alcanzaron por primera vez en la historia una solución común: Ayuntamiento y Cabildo coincidieron en la necesidad de paz para Ucrania. Fue el único punto en el que hubo coincidencia de opiniones, el resto, como siempre, volvió a estar marcado por la disensión.

La absoluta totalidad de las autoridades civiles, militares, eclesiásticas y docentes se ha dado cita esta mañana en el acto, que ha comenzado con la recepción y el saludo del alcalde a los representantes de las instituciones. Vera López, concejal de Bienestar Social y Luis García, representante del Cabildo Isidoriano, protagonizaron el debate.

López hizo mención al verdadero motivo de la rememoración “libre y voluntaria” del milagro de 1.158 “cuando por la sequía del reinado de Fernando II se sacó el arca de San Isidoro para rogar lluvia”. Pasados los años “seguimos de sequía”, pero esta semana “se ha visto que no siempre dura” la ausencia del agua. Por eso “si venimos es de forma voluntaria. Doña Sancha entonces y las mujeres ahora seguimos siendo la solución”.

Luis García replicó, con mención especial a la Real, Imperial y Muy Ilustre Cofradía del Pendón de San Isidoro: “Claro que ustedes vienen libremente”, concedió. “Con la nieve que he visto ayer en el puerto, no me hablé de sequía”, replicó. La  Reina Elvira Ramírez “ordenó traer los restos de San Pelayo”, rememoró. “San Isidoro hizo una revelación para traer las reliquias a León y Alfonso IX creó los Decreta”, recordó en plano histórico . 

“He tenido en mi mano una reliquia de la Vera Cruz. La historia no es una serie de anécdotas divertidas, no es un cuento prolongado”, enlazó. “Todavía ante San Isidoro brillan dos lámparas que son la ciencia de Dios y de la Humanidad “. La Policia tuvo que disuadir en ese instante a una espectadora que se saltó el perímetro para hacer fotos a los protagonistas.

López insistió en el discurso feminista. “La Reina Sancha se anticipó a su tiempo, algo que ustedes no van a poner en duda por lo que creo que este debate va a ser suave”, anticipó. “La Santa Espina que trajo de Jerusalén la depositó en Valladolid, que estaba aún bajo los dominios del Reino de León”. La vela de la reina se encendió de forma milagrosa en plena cuaresma: ” Doña Sancha sigue entre nosotros incorrupta y la propia Reina Isabel II la cubrió con un manto dropado que luego despareció “. Lo que Sancha hizo es histórico “pero las mujeres hemos sido negadas en la historia. Sin ella no estaríamos aquí. Venimos libres y guiados por una mano femenina”.

“No ha prestado atención a lo que he dicho”, replicó el síndico capitular. “No nos mueve el dinero. Siempre les tienta culpar de todo al Cabildo, que ha sido expoliado por el poder civil. Es mejor no señalar a nadie”.

MARCIANO PÉREZ

 

Coincidió en el valor del acto “porqué es su palabra y su voluntad la que les obliga a venir aquí”. Parafraseó el capítulo en que Hommer Simpson pidió un milagro y al serle concedido replicó: ‘Que te has creído que voy a cumplir lo que prometí’. Ustedes actúan así, como cazurros que son “.

López dijo que su visión política es “llegar a acuerdos para alcanzar soluciones”, habló de que el acto tiene su sentido “en batallar” y ofreció propuestas. “El plan A consiste en sacar en rogativa a Dona Sancha para pedir la paz en Ucrania. Si las andas se entierran reconoceremos que venimos por obligación “, dijo antes de regalarle unas zapatillas deportivas negras “a juego con su atuendo para que entrene y consiga el objetivo”. El fin último “es acabar con un personaje execrable que se llama Putin” y conminó al pueblo a levantar la mano como soporte, apoyo que consiguió con mucha división”. El plan B “es que el valor de la cera que se entrega al Cabildo sea una donación a favor de los damnificados por la guerra”. Tuvo algo más de éxito al someter la propuesta a votación a mano alzada, pero no mucha más. “Esta discusión parece El Bolero de Ravel”.

“He intentado ceder”, reconoció el síndico. “Pero es imposible”. Por eso devolvió como regalo a Vera López un libro sobre la Reina Urraca. “La ofrenda no es a nosotros, es a San Isidoro. Los milagros los hace Dios”. También le entregó un olivo “símbolo de la paz “. El último milagro “no fue hace mil años, se producen todos los días”. Por eso pidió a San Isidoro “que traiga la paz. Como cazurros hemos de conseguirlo libremente y por obligación “. 

Las Cabezadas alcanzan por fin un acuerdo: “Hace falta la paz en Ucrania”
Comentarios