jueves 9/12/21

En la capital de España confluyen casi la totalidad de las instituciones del Estado, incluidos todos los ministerios, las Cortes y los altos tribunales: el Constitucional, la Audiencia Nacional, el Supremo y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), además de muchos otros organismos como el Tribunal de Cuentas, los centros públicos de investigación o los espacios culturales.

Lo cierto es que el efecto capitalidad produce una concentración en Madrid de buena parte de los empleados públicos estatales: más de 150.000 de los 514.514 trabajadores al servicio del Estado. No obstante, para las comunidades autónomas trabajan 1,6 millones de personas y para las locales un total de 579.000.

De todos modos, ni el Gobierno ni el PSOE han dado de momento pistas sobre si habría grandes instituciones que podrían salir de Madrid, o si, por el contrario, la propuesta de pensar sobre el modelo territorial nuevamente quedará en una idea fallida, como ocurrió con el Senado, cuando se planteó, incluso, llevarlo a Barcelona. Desde la oposición denuncian que esta idea puede generar más desequilibrios y que podría servir como pago a determinados territorios.

Uno de cada tres funcionarios del Estado trabaja en la capital de España
Comentarios