lunes. 08.08.2022

Una de cada cuatro infecciones hospitalarias son potencialmente graves y pueden tener importantes consecuencias para el enfermo y el sistema en términos de comorbilidad, prolongación de estancias hospitalarias, incremento de la mortalidad perioperatoria y sostenibilidad. De ahí los cuatro programas que aplica el Hospital leonés. El proyecto Bacteriemia Zero busca prevenir infecciones relacionadas con los catéteres centrales en las ucis, con resultados de caída de la incidencia del 72,5% en el conjunto de la Comunidad. Una rebaja significativa hasta 2019 porque la mortalidad atribuible a las bacteriemias de catéter es del 9% y el aumento de la estancia hospitalaria en los supervivientes es de 19,6 días. El covid implicó un descuadre de las cifras con 3,3 bacteriemias por cada 1.000 días de uso de catéteres venosos centrales, que se habían mantenido por debajo, con 1,9.

Neumonía Zero nació para disminuir la tasa de neumonías asociadas a la ventilación mecánica en la UCI. Se estima que la mortalidad atribuible a esta infección es del 13% y que el alargamiento de la estancia en UCI y en el hospital llega a los 8,4 y 13,1 días. Su puesta en marcha redujo la tasa de incidencia a un 50,68%. El coronavirus provocó que aumentara con 5,1 y 5,4 neumonías por 1.000 días de ventilación mecánica, cuando venía de no superar cuatro.

Multirresistentes

Resistencia Zero se destina a reducir la diseminación de bacterias multirresistentes con un paquete de medidas de intervención. Se trata del primero que arrancó, en 2014, y hasta 2019, la tasa de incidencia de infecciones por bacterias multirresistentes adquiridas durante el ingreso en UCI por 1.000 días de estancia cayó un 58,8%. Se pasó de 1,7 a 0,7, que en 2020 repuntó hasta el 1,9. En 2021, la cifra cayó a 1,4, la misma que en 2015. Las infecciones de tracto urinario representan el 15-20% de las relacionadas con la asistencia sanitaria y se estima que incrementan la estancia hospitalaria en 0,5- 1 días y que la mortalidad oscila entre 0-2,3 %. Desde que comenzó el proyecto, en 2018, la tasa cayó un 16,67%, al pasar de tres infecciones por 1.000 días a 2,5 en 2019. Con la pandemia, la cifra creció a 2,8 en 2020, y a 3,6, en 2021.

Una de cada cuatro infecciones son graves potencialmente
Comentarios