miércoles. 30.11.2022
Transporte

La caída de la catenaria detiene a una veintena de trenes a Asturias y Galicia

Renfe preparó un plan alternativo hasta que se arregle la avería, en la bifurcación de León
Autocares a la espera de transbordo.

La catenaria, por los suelos. Los trenes varados; los viajeros, transbordados en autocar. El relato de la última jornada del tráfico ferroviario en torno a la estación de León es un parte de incidencias, secuencial e independiente.

La lista de percances pudo comenzar por el arrastre de un pantógrafo del tren hotel que recorría el trayecto entre Chamartín y Ferrol, que ocasionó el desprendimiento de la estructura de la catenaria de un tramo de vía entre la estación de la capital leonesa y la bifurcación de Quintana Raneros. A las cuatro de la mañana, el convoy quedó varado;

El recorrido de los percances por la red convencional de la provincia se extendió a la traza de la conexión con Ponferrada; uno de los trenes de larga distancia, atrapado cerca de la estación de Porqueros, por falta de tensión eléctrica que afectó a las señalas de circulación y obligó a cambiar de máquina de tracción del convoy, rescatado del lugar hasta la estación de Ponferrada horas después. Por este revés, la conexión matinal entre Ponferrada y Madrid Chamartín acumula casi dos horas y media de retraso en el recorrido a primera hora de la mañana.

El tercer punto accidentado en las conexiones ferroviarias de León tuvo localización en el Burgo Ranero; el desplome de tensión en la catenaria suele terminar con un tren apartado ; este quedó varado en la vía 1 de la playa de raíles de esta localidad, los viajeros evacuados y el tiempo de circulación colgado de un desfase superior a una hora.

Más incidentes
La falta de tensión dejó varados otros dos trenes más en la vía a Ponferrada y en el Burgo Ranero

Renfe estableció de inmediato un plan alternativo para dar respuesta a las conexiones por tren entre León y Galicia y Asturias, con motivo de la caída del sistema de catenaria que arrastró al suelo el tren hotel; se calcula que quedó afectado un tramo de más de ochocientos metros por el corte de suministro. Adif, el administrador de estructuras ferroviarias, prevé acometer toda la reparación del tendido en un tiempo máximo de 24 horas. Hasta entonces, Renfe ejecuta el plan alternativo, que explicó ayer en un comunicado de prensa. Afecta a una veintena de conexiones.

Los trenes con origen y destino en Galicia y Ponferrada han de realizar parte del recorrido en autobuses que ha fletado la compañía ferroviaria.

Las composiciones del Alvia que conectan León con Asturias no se ven afectados por estas propuestas alternativos de transporte; los que parten desde el Principado de Asturias entran en la estación de León por vía de alta velocidad y continúan por este conductos hasta Madrid, según el procedimiento que emplean a diario; por contra, cuando se trata de ordenar los Alvia que circulan en sentido a Asturias, salen de León por vía de la Alta velocidad y cambian de traza en el cambiador situado a la altura de Vilecha para continuar hacia el norte.

Renfe también clarificó que los viajeros de los trenes de media distancia que cubren el trayecto entre Asturias y León (dos unidades por sentido y día), que tengan su origen o destino en la estación leonesa van a realizar por carretera el tramo entre La Robla y la capital leonesa; aunque esta respuesta se debe a las obras de adecuación de vía en el tramo.



Tramo de vía afectado por la catenaria. RAMIRO

La caída de la catenaria detiene a una veintena de trenes a Asturias y Galicia