viernes. 09.12.2022
                      Alejandro Hidalgo, Cipriano García y Narciso Prieto, ayer, antes de presentar los resultados de Caja Rural. DL
Alejandro Hidalgo, Cipriano García y Narciso Prieto, ayer, antes de presentar los resultados de Caja Rural. DL

Caja Rural se consolida como una de las entidades mejor posicionadas en la provincia tras alcanzar en León un volumen de negocio de 1.027 millones de euros a diciembre del año pasado, lo que «supone un alza del 24,8%» respecto al ejercicio anterior, según señaló ayer el director general de la entidad financiera, Cipriano García, durante la presentación de los resultados de 2021, que permiten «hablar de crecimiento» a pesar del contexto tan complicado por la pandemia.

«La Caja ha aumentado significativamente la concesión de nueva financiación a empresas y particulares hasta alcanzar los 227 millones de euros en la provincia —1.057 en los últimos seis años— », subrayó el responsable de la entidad, que destacó el aumento de los «recursos gestionados, que en León suponen un 27,3% más que en 2020». También se incrementaron un 26,7% los depósitos y un 32% los recursos fuera de balance.

Además, Caja Rural cuenta en León con 37.000 clientes, tras fidelizar el año pasado a «más de dos mil» nuevos, lo que demuestra —apuntó Cipriano García— que el modelo de «proximidad» implantado por la entidad financiera «ha calado entre los leoneses».

En total, dispone actualmente de una red de 21 oficinas, «siete urbanas», y este año han abierto una sucursal nueva en la avenida Independencia, ejemplo de su compromiso con la provincia.

Histórico

«El beneficio económico final obtuvo en 2021 su máximo resultado histórico», de 27 millones de euros, o lo que es lo mismo, «una alta tasa de rentabilidad en un escenario complejo como el actual, con un ascenso del beneficio del 9,6% respecto al dato registrado el año anterior», reveló. En cuanto a la tasa de morosidad, aspecto crítico para los bancos, esta se sitúa en el 2,4%, un 44% inferior a la anotada por el sistema financiero.

«Nuestra ratio de solvencia está en el 17,43%, cifra, en todo caso, muy superior al nivel mínimo exigido, con un alza de 0,23 puntos porcentuales», añadió el director general durante la presentación del balance de Caja Rural, que tiene en total «53.000 socios y 150.000 clientes». Además, 246 cooperativas están asociadas a la entidad financiera.

Consolidado
El modelo de «proximidad» cala en León, que aportó en un año 2.000 clientes nuevos

Del mismo modo, «las ratios de rentabilidad y eficiencia de nuestra cuenta de resultados están por encima del promedio del sistema financiero, siendo unos parámetros muy competitivos y, además, objeto de referencia para nuestros competidores», apuntó el directivo de Caja Rural, quien explicó también que «hasta noviembre de 2021, la constitución de nuevas hipotecas en la provincia constituye el 12,3% del capital».

En cuanto a la parte social, Caja Rural reforzó en 2021 las relaciones con el tejido socio-económico «a través de nuestro modelo cooperativo y la filosofía de la entidad».

En el último año han puesto en marcha diversas iniciativas y todo tipo de campañas para impulsar ese desarrollo sostenible y comprometido. Del mismo modo han apoyado al deporte, sobre todo al de base, «un pilar de desarrollo social» y aspecto muy importante para la Fundación Caja Rural, que es «un eje fundamental en torno al cual gira nuestra actividad», aseguró Cipriano García. Añadió que la obra social «es prioritaria» y recordó que realizan «fuertes donaciones» al fondo de educación y promoción. «Nuestro esfuerzo social crece con los beneficios obtenidos», destacó.

Caja Rural alcanza los 37.000 clientes en León y un negocio de 1.027 M€