miércoles 19/5/21
Entidades financieras

Caja Rural de Zamora cerró 2020 con 24,7 M€ de beneficio, el 1,7% menos

Pese a los efectos del covid mantiene «una alta rentabilidad» en un escenario económico difícil
El director de Caja Rural Zamora, Cipriano García (izquierda), y el presidente de Caja Rural Zamora, Nicanor Santos, ayer. MARIAM A. MONTESINOS

La entidad financiera Caja Rural de Zamora cerró 2020 con un beneficio de 24,7 millones de euros, el 1,7% menos que en el año anterior, pese a que su volumen de negocio aumentó un 18% hasta alcanzar 4.350 millones de euros, lo que supone 644 millones de euros más que en 2019 pese a las dificultades causadas en el último año por el covid-19.

El director de la entidad con implantación en León, Zamora, Valladolid y Orense, Cipriano García, aportó estos datos durante la presentación de la cuenta de resultados y el balance de 2020, año en el que ha mejorado su ratio de solvencia, ha mantenido el de eficiencia y a la vez ha saneado los activos problemáticos, lo que le ha permitido reducir la tasa de mora.

El incremento de la cifra de negocio fue casi el doble que el año anterior mientras que el crédito nuevo concedido se incrementó en un 33%, hasta los 859 millones de euros como prueba del apoyo al tejido productivo de su ámbito de actuación en los momentos actuales.

También aumentó la inversión crediticia casi un 20% y ha concedido siete de cada diez euros de los saldos de nuevas hipotecas en Zamora en el último año.

Los recursos propios aumentaron un 10% hasta los 256 millones de euros y la ratio de solvencia llegó al 17,2%.

Por su parte, la tasa de mora descendió un 20% respecto a 2020 y se situó en 2,42 puntos, menos de la mitad que la mora media registrada en el último año en el sistema financiero español que fue de 4,44 puntos.

La entidad financiera cuenta actualmente con 299 empleados, 93 puntos de atención al cliente en cuatro provincias, 52.000 socios, 146.000 clientes y 242 cooperativas asociadas.

Cipriano García subrayó que en el último año la entidad se ha volcado en ayudar a la sociedad y consolidar su modelo de banca local, cercana y de atención a las personas. También se mostró confiado en que la recuperación del campamento militar de Montelarreina ubicado en el término de Toro, para el que ha comprometido un millón de euros y la financiación sin intereses de las obras necesarias, sea una realidad.

Con motivo de la pandemia, Caja Rural de Zamora puso en marcha un plan de ayudas, además de acogerse a los préstamos ICO-Covid 19, eliminar comisiones de datáfonos o activar el consumo con dos campañas que devolvía el 10% de las compras pagadas con tarjetas de la entidad en datáfonos de Caja Rural. El presidente de la entidad, Nicanor Santos, puso de relieve ese plan de ayudas frente a la crisis y el modelo de banca local cercano a las personas consolidado en el último año.

Caja Rural de Zamora cerró 2020 con 24,7 M€ de beneficio, el 1,7% menos
Comentarios